La tecnología por sí sola no crea ni crecimiento económico ni progreso social

Empresas

Las relaciones e interacciones entre tecnología y usuarios, empresas y Estado será lo que decida hacia dónde se dirigirá la próxima ola de innovación tecnológica.

El libro “Un mundo conectado: las TIC transforman sociedades, culturas y economías”, editado por Fundación Telefónica y The Conference Board, refleja los cambios y la integración de ideas, valores y culturas en las sociedades que han caminado hacia la digitalización.

Echando la vista hasta 1995, se hacía uso de sólo 31,5 de cada cien ordenadores en el mundo. Con respecto a las conexiones móviles, el uso era de 12,6 por cada cien personas. Esa cifra se ha duplicado en el caso de los ordenadores y triplicado en el de los móviles.

Con estas cifras sobre la mesa para Julio Linares, consejero delegado de Telefónica y participante en la presentación del libro, “cualquier dispositivo estará conectado a la red en 2020”.

Esto supondría “una extraordinaria oportunidad para el sector de las TIC en el mundo digital”, que por el momento está viviendo importantes inversiones sobre todo en las economías emergentes y se perfilan como sector vital para acelerar la salida del estancamiento económico.

Sin embargo, y según se desprende del libro, las inversiones no pueden pasar por alto las relaciones e interacciones entre tecnología y usuarios, y es que la tecnología por sí sola no podrá llevar a cabo ninguna de las funciones de crecimiento económico ni progreso social.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor