La tele se muere y estos son los indicios

Workspace
0 0 No hay comentarios

La caja tonta deja de serlo y quizá justo en el momento adecuado. Con la incorporación de consolas domésticas y la llegada de los televisores inteligentes es posible que el electrodoméstico que durante medio siglo se ha convertido en el epicentro del salón pueda alargar un poco su hegemonía porque recientes análisis demuestran la caída en picado de las horas que le dedicamos a sentarnos frente a la tele.

Tradicionalmente la celebración de unos Juegos Olímpicos servía desde hace décadas para impulsar el avance tecnológico audiovisual y para vender más televisores porque se elevaban los índices de audiencia. Esto fue el único respiro que ha tenido lugar en los últimos años dentro de una imparable tendencia al abandono por parte de los telespectadores, que en Londres 2012 volvieron a concitar cifras abultadas en las emisiones deportivas pero tan pronto se apagó la antorcha todo volvió a la inexorable realidad que se venía constatando. Y sucede casi por igual en la industria televisiva en abierto como en la de pago, de gran fuerza en Estados Unidos, donde se han realizado estos análisis.

Curiosamente junto a las bajas de abonados a la televisión de pago también se unen similares índices de bajas en las suscripciones de Internet de banda ancha, lo que parece desmentir la teoría de que se deja de ver televisión para navegar por Internet… aunque estaríamos hablando de conexiones fijas, de formas que se puede hacer otra lectura en el sentido de que se deja de navegar con el ordenador en casa para hacerlo desde dispositivos móviles en cualquier parte, lo que incluiría las conexiones móviles que crean una zona WiFi portátil que puede usarse en casa, en el trabajo, de viaje…

20131125-171420.jpg

Las audiencias de televisión en abierto están descendiendo desde hace años pero también han sufrido la competencia de canales de pago con programación de calidad al estilo de HBO y AMC, pero incluso en estas también se da un similar descenso de audiencia y a duras penas se mantienen índices elevados cuando tienen lugar determinados eventos de especial interés, especialmente deportivos, antaño los reyes del share pero hoy incluso estos pierden espectadores. Y esto sucede por la cada vez mayor cantidad de televidentes que dejan de serlo para ser móvilvidentes o tabletvidentes pues es de estos dispositivos móviles desde donde acceden a los contenidos de su interés que se televisan.

20131125-171452.jpg

Si el año pasado en Estados Unidos 5 millones de telespectadores “desaparecieron” este año la cifra podría llegar a los 40 millones. Estas cifras además se verían complementadas por el número cada vez mayor de hogares que carecen de aparato de televisión, que no indicaría directamente que no se consumen programas de televisión sino que se hace a través del ordenador o de dispositivos móviles. Esto habría que unirlo a la tendencia a “robar” tiempo al prime time televisivo por parte de los antaño espectadores que ahora en esa franja están pendientes de sus móviles y/o tablets en lugar de la televisión.

Curiosamente los precios de los anuncios en televisión no están bajando, al contrario, están subiendo, porque (recordamos que seguimos hablando del mercado estadounidense, un país con más de 300 millones de habitantes) sólo la televisión sigue siendo capaz de reunir audiencias millonarias frente a un anuncio.

20131125-171519.jpg

Por otro lado se está produciendo otro fenómeno por el que los consumidores valoran más los paquetes que incluyen varios servicios que si vienen por separado. Packs que reúnen televisión de pago, conexión a Internet de banda ancha y telefonía móvil son los preferidos por un número cada vez mayor de usuarios.

Sobre el descenso de usuarios de Internet de banda ancha en casa hay que recordar también que además de locales tan populares como Starbucks o más de mil tiendas que han llegado a un acuerdo con Facebook y que ofrecen WiFi gratuita, en Estados Unidos hay ya casi sesenta grandes ciudades, desde Los Ángeles a Jersey City, cuyos ayuntamientos ofrecen servicio gratuito de acceso inalámbrico a Internet

vINQulo

Business insider

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor