La transformación de la red del centro de datos

CloudDatacenterDatos y AlmacenamientoProyectosServidores
0 0 No hay comentarios

Fernando Egido , director de ventas de Brocade en España, valora los requisitos más importantes para afrontar la transformación de estas infraestructuras.

Las organizaciones TI se enfrentan hoy a un número creciente de requisitos internos y externos para el negocio, por lo que deben garantizar que sus centros de datos se conviertan en un activo estratégico para apoyar un crecimiento y una expansión continuados.

fernandoegido_peq.jpg

La presión para reducir costes y mejorar la agilidad en una atmósfera de un crecimiento de datos sin precedentes -unido a un aumento de la virtualización de los servidores- están conduciendo la transformación de los centros de datos de las empresas. En el centro de esta transformación está una necesidad subyacente de consolidar, evolucionar y automatizar la infraestructura de los centros de datos.

Muchos de los centros de datos actuales están sometidos a la intensa presión de hacer frente al aumento de datos digitales y al ritmo del desarrollo de las aplicaciones, en un momento en que las empresas intentan transformar sus centros de datos en activos estratégicos.

El resultado es que el rendimiento de la infraestructura, la disponibilidad y la escalabilidad se han hecho esenciales para seguir teniendo éxito. Y con la continuada exigencia de reducir el riesgo y la complejidad en 2008, las organizaciones necesitan componentes de infraestructura que estén estrechamente integrados bajo un marco de gestión común.

Requisitos clave para la transformación de la infraestructura

Para hacer frente a los retos crecientes, el núcleo del centro de datos debe cumplir algunos requisitos:

1. Tener una red de almacenamiento altamente conectada que sea fiable, segura y adaptable a los cambios.
2. Estar optimizada para facilitar entornos de servidores virtuales.
3. Introducir inteligencia en la estructura para proporcionar servicios con aplicaciones más desarrolladas.
4. Proporcionar nuevos niveles de potencia y eficacia espacial para adaptarse a las limitaciones de energía del centro de datos.
5. Ofrecer un alto grado de automatización basado en políticas dirigidas por la aplicación.

A un nivel más profundo, los requisitos más críticos son los siguientes:

Mayor conectividad: como mínimo, las estructuras de centros de datos de la próxima generación deben tener una conectividad más escalable que sea fiable y no tenga pérdidas.

Virtualización optimizada del servidor: la estructura subyacente debe ser capaz de optimizar la virtualización del servidor para un acceso fluido de datos y facilitar la mejora de la movilidad de las aplicaciones.

Servicios de aplicación: después de desplegar una estructura del centro de datos con una conectividad mucho mayor, más rendimiento, mayor virtualización del servidor y un enfoque de gestión unificada, las organizaciones deben utilizar servicios de aplicaciones más inteligentes.

Automatización basada en políticas: la red de almacenamiento debe adaptarse también a las variaciones en la cantidad de aplicaciones, y almacenar automáticamente los recursos de almacenamiento y de servidor siguiendo basados en requisitos del nivel de servicio y políticas de negocio definidas.

Una arquitectura estratégica inteligente

Abordar la amplia variedad de requisitos para los centros de datos en 2008 requiere una arquitectura más inteligente basada en políticas que ayude a las empresas a construir estructuras de centros de datos más eficientes y económicas basadas en las necesidades de su negocio. Esa arquitectura deberá englobar la conectividad de las aplicaciones y de los datos dentro de una amplia gama de entornos de centros de datos.

Además, deberá incluir ficheros y datos de bloque, un servidor virtualizado e islas de almacenamiento y conectividad multiprotocolo para satisfacer la evolución de los requisitos del negocio. Más aún, deberá permitir la conectividad extremo-a-extremo y una gestión unificada en todo el centro de datos.

Este tipo avanzado de arquitectura puede simplificar la gestión, aumentar la flexibilidad, mejorar la eficacia y reducir costes. Como resultado de todo ello, las organizaciones pueden cosechar los beneficios de una estructura de centros de datos estratégica capaz de ofrecer una amplia gama de las ventajas para su empresa en los años venideros.

Autor: DRosolen
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor