La transición hacia Windows Phone le pasa factura a Nokia

EmpresasMercados FinancierosMovilidadSO Móviles

Las ventas de la finlandesa se desploman, con unas pérdidas trimestrales de 929 millones de euros. El segmento de smartphones es el más perjudicado tras vender un 51% menos de unidades.

Nokia ha experimentado probablemente el peor trimestre de su historia. En total a generado un volumen de negocio de 7.400 millones de euros, cuando hace un año facturó un 29% más que en este último periodo (10.400 millones de euros). Las pérdidas netas se sitúan en 929 millones de euros.

El revulsivo de Windows Phone tarda en llegar a los resultados de Nokia

Esto supone unos 82,7 millones de terminales comercializados, mientras que en el Q1 de 2011 vendió 108,5 millones de unidades. Especialmente sangrante ha sido la venta de smartphones, que ha caído un 51%

Stephen Elop, CEO de Nokia, ha declarado que estos malos resultados se deben fundamentalmente a que la compañía se encuentra en plena transición hacia Windows Phone a través de su alianza con Microsoft. Además, recalca la feroz competencia a la que está haciendo frente durante los últimos periodos, así como a una frenética evolución del mercado. “Durante el último año hemos progresado en nuestra estrategia, pero también hemos encontrado desafíos competitivos”, ha señalado en un comunicado.

Elop apunta que “Nokia ha superado sus propias expectativas en mercados como Estados Unidos, algo que no ha ocurrido en el Reino Unido”. Los resultados han sido contradictorios dependiendo de la región. La solución para el mayor fabricante de terminales de los últimos años pasa por acelerar aún más la puesta en escena de sus nuevas líneas de dispositivos Lumia y los de gama de entrada, también denominados ‘feature phones’.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor