La UE toma medidas para acabar con el “timo” del roaming

Movilidad

Las llamadas y descargas de datos en el extranjero se pagan a precio de oro, lo saben bien los usuarios y también la Comisión Europea, que se ha propuesto acabar con los abusos de las operadoras cuando prestan sus servicios en el extranjero.

La primera medida que va a tomar la Comisión es imponer un tope de precio, tanto para llamadas como para SMS y descarga de datos en el extranjero.

Realizar llamadas costará un máximo de 24 céntimos por minuto mientras que recibirlas costará 10 céntimos por minuto. Los SMS no se podrán cobrar por más de 10 céntimos y el precio por MB en las descargas se pagará a 50 céntimos como máximo.

Uno de los aspectos más interesantes del nuevo reglamento es que se permitirá a los usuarios cambiar de operador libremente cuando viajan fuera de su país firmando un contrato de itinerancia (roaming) al margen de los servicios que tenga contratados en su país de residencia y sin cambiar de número ni de tarjeta SIM.

Sin duda esta medida contribuirá a reavivar la competitividad entre operadoras, que ofrecerán precios atractivos para atraer a clientes de otros países.

La nueva normativa, que entrará en vigor en junio del 2014, también establece que todos los operadores, incluidos los Operadores Móviles Virtuales, podrán utilizar las redes de otros operadores en otros Estados europeos a precios al por mayor regulados.

Neelie Kroes, vicepresidenta de la Comisión Europea, se ha mostrado implacable con las operadoras y ha calificado como “timo” las tarifas actuales de roaming. En su opinión la raíz del problema es “la falta de competencia”, un obstáculo que quieren superar “dando a los clientes más posibilidades de elección y a los operadores alternativos un acceso más fácil al mercado”.

 

vINQulos

CE, Silicon News

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor