La UE también investigará a Google por el abuso de posición dominante de Android

Empresas
0 0 3 comentarios

Las maniobras de Google para imponer su ya popular navegador en el mercado de estas herramientas sería sólo uno de los frentes que desde la Comisión Europea se ciernen sobre la empresa de Mountain View. Su sistema operativo para dispositivos móviles sería la siguiente ficha en caer.

La materia que investigará la Comisión Europea se refiere a las posibles infracciones de la normativa comunitaria antimonopolio por los acuerdos abusivos que Google habría obligado a firmar a las empresas que emplean Android en sus smartphones y tablets. La consecuencia habría sido una severa limitación a la competencia en el sector de desarrollo tecnológico y en el mercado de los dispositivos móviles del área económica europea.

Se trataría de una investigación distinta, añadida a la que se refiere a la posición abusiva de dominio del buscador Google, acusación de la que ya te hemos puesto al corriente aquí en The Inquirer.

Desde 2005 Google ha contribuido a desarrollar su sistema operativo propio para dispositivos móviles que ha ido gozando de gran relevancia hasta ser el que aparece instalado en la inmensa mayoría de smartphones y tablets, con una cuota de mercado considerablemente menor para sus competidores iOS de Apple y Windows Phone de Microsoft.

Se trata de un SO de código abierto que puede ser usado y adaptado por cualquier empresa aunque prácticamente todos los fabricantes lo emplean tal y como “sale de fábrica”, incluyendo la adición de distintas aplicaciones y servicios propietarios de la propia Google, que son los que llevan aparejada la obligación de formar parte de determinados acuerdos que serían abusivos según se entiende desde la Comisión Europea, quien ya ha abierto un procedimiento formal de investigación para determinar si algunas de las condiciones impuestas por Google contravienen la normativa comunitaria antimonopolio.

Algunos de los puntos conflictivos que se trata de dilucidar se refieren a la obligatoriedad de preinstalar de forma exclusiva determinadas aplicaciones y servicios propios de Google y la posibilidad de que se haya obligado a los fabricantes de dispositivos móviles a no desarrollar ellos mismos aplicaciones y servicios que compitan con los que ya ofrece Google.

vINQulo

Comisión Europea

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor