La UE vuelve a solicitar la opinión de los rivales de Google

Empresas

Las últimas modificaciones que ha ofrecido la compañía estadounidense en su servicio de búsquedas para zanjar su acusación antimonopolio deberán recibir este visto bueno.

Los reguladores de la UE han solicitado de nuevo la opinión de los competidores de Google y otras terceras partes para resolver definitivamente la investigación antimonopolio abierta contra el gigante de las búsquedas desde hace tres años.

A principios de este mes el comisario europeo de la competencia, Joaquín Almunia, afirmó que Google había mejorado sus propuestas de cambio para disipar las dudas sobre el funcionamiento de su sistema de búsquedas y que podría encontrase una solución efectiva.

Entre las medidas que ha ofrecido Google destacan incorporar los logos de los rivales y hacer sus vínculos más visibles para los usuarios. También permitirá a los anunciantes exportar sus campañas de publicidad a otras plataformas.

En julio, los competidores echaron abajo la primera propuesta de mejoras de la compañía estadounidense, argumentando que eran insuficientes y que solo reforzarían la posición dominante de la empresa.

Ahora, ante el nuevo paquete de cambios, la Comisión Europea ha solicitado la valoración de los denunciantes en el procedimiento en curso, así como de todos los que respondieron a la investigación iniciada en abril, tal y como recoge Reuters.

La sanción por la infracción de las normas de la competencia en la UE podría suponerle a Google el desembolso de un total de 561 millones de dólares.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor