La venta de Dell implicaría su salida de Wall Street

Empresas

Las últimas noticias apuntan que Dell ya está en negociaciones con una firma de capital riesgo e inversores privados.

La fórmula para llevar a cabo el proceso sería la conocida como Leverage Buy-Out (LBO), una operación en la que el capital necesario se obtiene mediante apalancamiento financiero.

Según desvela el Wall Street Journal, ayer se celebró una reunión de los directivos de Dell con los de la firma de capital riesgo Silver Lake Partners, que está dispuesta a ofrecer un precio por acción de entre 13 y 14 dólares.

Además, en la operación también intervendría otro inversor que podría ser un fondo de pensiones o un fondo de inversión soberano, así como Michael Dell, fundador y CEO de la marca texana.

En el caso de Michael Dell, el empresario aportaría sus acciones, que tienen un valor estimado en alrededor de 3.600 millones de dólares, mientras que Silver Lake Partners y los otros inversores pondrían sobre la mesa 2.000 millones de dólares.

Eso si, es probable que el hecho de que el propio Dell esté metido en la operación dificulte el proceso de venta, ya que los compradores podrían hecharse atrás ante el temor de que aparezcan conflictos de intereses.

Por otro lado, si la operación llega a buen puerto se produciría el abandono de Dell a la bolsa neoyorkina, lo que podría permitir a la compañía enfocar su negocio hacia el software, hardware y los servicios empresariales, sin tener que preocuparse por las bajadas o subidas de sus acciones.

En esa línea, los analistas indican que a pesar de que la marca seguirá estando presente en el mercado de PCs, es probable que se centre más en los clientes empresariales que en el público general.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor