La visita de Eric Schmidt influye en la política de Corea del Norte

Empresas

Corea del Norte ofrecerá tecnología 3G a extranjeros y visitantes. Los ciudadanos del país asiático seguirán una normativa diferente.

Propósitos tras la visita del ex CEO de Google a Corea del Norte fueron motivo de incalculables suposiciones, rumores y especulaciones.

Meses después de la visita, y ya con las aguas más calmadas –la propia Casa Blanca se mostró incómoda con la visita-, persisten las dudas sobre el motivo real del viaje de Schmidt.

¿Intentó el ejecutivo utilizar su influencia para apretar las tuercas al régimen norcoreano a favor de una política aperturista? ¿Ofreció Schmidt acuerdos comerciales con Google en el hermético país? ¿Se trató de una visita para ilustrar un capítulo del libro que piensa publicar en abril?

Al menos una de estas preguntas ya tiene respuesta.

Corea del Norte extenderá la tecnología móvil 3G. Es una apertura a medias; sólo podrán usarlo, eso sí, los visitantes extranjeros, como informa AP a través de Yahoo!.

Los ciudadanos norcoreanos se acogerán a una regulación sobre telecomunicaciones diferente y sólo podrán acceder a ciertos servicios como SMS y MMS, videollamadas o suscripciones al periódico estatal, el brazo propagandístico del régimen.

Ofrecerán el servicio los operadores móviles norcoreano y egipcio Koryolink y Orascom. Fue esta una idea que propuso Schmidt en su post tras el viaje al país. “Hay una red 3G […] que no permite a los usuarios tener una conexión de datos o usar sus smartphones. Sería muy fácil ofrecer un servicio de 3G”, dijo Schmidt.

Oído cocina en las altas esferas de la política norcoreana. Eso sí, la medida anunciada está probablemente muy lejos de lo que planteaba Schmidt y que a ciencia cierta, contemplaba un despliegue sin restricciones.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor