La administración Bush sigue apoyando el monopolio de Microsoft

Empresas

El Departamento de Justicia estadounidense urgió a un juez federal a rechazar la petición del estado de California de ampliar el decreto de supervisión sobre la compañía, acordado tras la resolución en 2002 de la corte de apelaciones cuando encontró culpable a Microsoft de usar ilegalmente el monopolio de Windows contra otras compañías.

El acuerdo suscrito en 2002 con el fin de reducir el monopolio de Microsoft expira el 31 de enero de 2008, aunque una gran parte de sus elementos finalizan este mismo mes. Varios estados, fiscales generales y empresas consideran que el acuerdo debe ser prorrogado bajo supervisión de un comité de expertos técnicos y de ahí la propuesta de extensión del decreto a un juez de Distrito.

Sin embargo, el Departamento de Justicia de Bush ha requerido del juez el rechazo de la petición, argumentando en la vista celebrada el viernes que “No hay ninguna base para que el tribunal ordene una prórroga de cinco años”.

El decreto negociado por la administración Bush ha sido incapaz de reducir la posición monopolística de Microsoft. Las medidas paliativas o correctivas han tenido poco éxito -o no se han aplicado- para restaurar un mercado competitivo, cuando la compañía mantiene algún Windows instalado en más del 90% de los ordenadores mundiales.

Los estados argumentaron que las aplicaciones web que están empezando a emerger son una ayuda para acabar con la dominación de software de Microsoft, por lo que es tan necesaria la extensión del decreto.

De no hacerlo y como ya vaticinaron los fiscales generales de seis estados cuando abogaron en agosto por la prórroga del acuerdo, Microsoft usará nuevamente su predominio en el mercado para “aplastar” a sus competidores cuando acaben las medidas impuestas por la corte.

vINQulos
SILICONVALLEY

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor