La AIE desvió dinero procedente del canon a inversiones inmobiliarias

Empresas

La Asociación de Intérpretes y Ejecutantes, presidida por Luis Cobos, desvió 40 millones procedentes de derechos de autor a fondos de inversión en bolsa, además de 7 millones de euros a una sociedad paralela presidida por el mismo Luis Cobos, dedicada a actividades inmobiliarias.

Todo comenzó con una denuncia en 1.998 del artista Victor Manuel, que denunció los hechos a la por entonces ministra de Cultura, Esperanza Aguirre, quien abrió a su vez una investigación a la AIE. Por aquel entonces, se adquirieron tres sedes para AIE mediante la recaudación de derechos de autor que no repartió entre los artistas inscritos en su entidad.

Artiser S.A. fue la sociedad en la que se desviaron 7 millones, figura en el Registro Mercantil como una empresa dedicada al “asesoramiento y gestión en asuntos referentes a inversiones, mobiliarias e inmobiliarias”, así como a la realización de proyectos que tengan como finalidad la “formación profesional de artistas y su promoción”. El propio Luis Cobos constaba como presidente y consejero de la citada sociedad.

En Libertad Digital muestran una copia de la denuncia inicial de Víctor Manuel.

vINQulos:
Libertad Digital (vía BandaAncha)

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor