La carrera de coches sin conductor de los dos millones de dólares

Empresas

Se está celebrando la competición anual DARPA Grand Challenge, una carrera de vehículos autónomos que deben llegar desde un punto a otro sin intervención humana.

La carrera está promocionada por la polémica -por algunas de sus investigaciones- DARPA, la agencia de Investigación de proyectos avanzados de defensa militar estadounidense, que desafía a Universidades, empresas e inventores a participar en la misma.

En la primera edición celebrada en 2004 en el desierto del Mojave, ningún vehículo consiguió terminar la prueba.

Este año tendrán que realizar un recorrido de 100 kilómetros, con la novedad de la introducción de un circuito urbano en una ciudad fantasma, en el que deberán obedecer las normas de tráfico.

El ganador –que recibirá un premio de 2 millones de dólares- se determinará por la velocidad del vehículo y por la seguridad en la realización de las pruebas. De momento la Universidad de Standford, uno de los ganadores en anteriores ediciones iba en cabeza.

Los coches deben gestionarse en su totalidad por ordenador, sin intervención humana, utilizando todo tipo de sensores de detección, cámaras, sistemas GIS y GPS de localización y todo tipo de tecnología para un reto que en teoría parece sencillo pero que dicen es muy complicado de implementar en la práctica.

darpa_grand_challenge_won_by_stanfords_stanley4.jpg

Aunque el objetivo de la agencia organizadora de la carrera es hacer uso militar de los avances de la misma, la tecnología robotizada podría servir para el desarrollo de coches inteligentes capaces de evitar accidentes en la carretera.

O terminas un poco beodo de la fiesta del fin de semana y le dices “Llévame a casa”.

vINQulos
REUTERS

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor