La CE impondría un arancel que puede afectar a 150 millones de móviles

Empresas

Bruselas ha propuesto una nueva clasificación aduanera para los terminales con funciones avanzadas.

La Comisión Europea pretende recaudar más dinero gracias a la fortaleza de la telefonía móvil. De esta forma, Bruselas ha propuesto una nueva clasificación aduanera para los terminales más potentes, que podría afectar a unos 150 millones de móviles (el 60 por ciento de los dispositivos que se venden anualmente en Europa).

La CE pretende que los teléfonos con funciones avanzadas como cámaras digitales o GPS reciban un nuevo arancel de hasta el 14 por ciento sobre el precio nominal. En la actualidad, este tipo de móviles no se encuentra gravado con ningún derecho aduanero dentro del mercado común.

De acuerdo a las estimaciones de la Asociación de Empresas de Electrónica, Tecnologías de la Información y Telecomunicaciones de España (AETIC), la cantidad de teléfonos gravados por el nuevo arancel supondría un valor de mercado de unos 17.000 millones de euros, por lo que el graven recaudaría hasta 2.300 millones de euros anuales, tal y como recoge Expansión.

Varios especialistas en temas jurídicos han considerado que el arancel impulsado por la CE es muy elevado. En el caso de los automóviles, por ejemplo, se aplica un impuesto del 10 por ciento a los productos extracomunitarios.

Al nuevo proyecto comunitario habría que sumar, en el caso de España, el canon digital que grava con 1,5 euros por dispositivo a los móviles que permiten reproducir archivos musicales.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor