La CMT arremete contra el modelo de financiación de TVE

Empresas

El organismo critica, entre otras cosas, que su ausencia de publicidad, hará aumentar el precio de los anuncios en las privadas.

A finales de la semana pasada se aprobaba el proyecto de financiación de la televisión pública realizada por el Gobierno, con algunos cambios respecto a las propuestas iniciales.

Haciendo caso a las recomendaciones de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT), el Ejecutivo eliminaba la sanción a las compañías de telecomunicaciones, que finalmente no perderán su licencia en el caso de incumplir el pago del 0,9% de sus ingresos anuales para la financiación de RTVE. Según anunciaba la vicepresidenta Maria Teresa Fernández de la Vega, los sanciones simplemente se aplicarán tal y como están establecidas en la Ley General Tributaria.

Por otro lado, se mantienen los gravámenes para las televisiones privadas. Aquellas cadenas que operen a nivel estatal o en más de una comunidad autónoma deberán proporcionar el 3% de sus ingresos brutos de explotación, mientras aquellas televisiones de pago o de acceso condicional estarán obligadas a abonar un 1,5%.

Asimismo, el ente público percibirá el 80% de lo recaudado por la tasa sobre reserva de dominio público radioeléctrico regulada en la Ley General de Telecomunicaciones, dispondrá de los ingresos obtenidos por el ejercicio de sus actividades y por la comercialización de sus servicios y productos, y recibirá una parte “muy importante” de sus ingresos de los Presupuestos Generales, según anunció De la Vega.

Un capítulo aparte merecen los eventos deportivos. A partir de ahora los ingresos públicos no podrán ser destinados a sobrepujar con la competencia por derechos sobre contenidos de valor y se limitarán al 10% del presupuesto anual de aprovisionamientos y compras, excepto para los Juegos Olímpicos y Paralímpicos.

Anuncios más caros

Europa Press ha tenido acceso íntegro al documento elaborado por la CMT, donde el organismo ofrecía seis recomendaciones principales al Ejecutivo sobre su propuesta. Una de las preocupaciones mayores del ente regulador es el posible aumento coste de los anuncios al suprimirse la publicidad en la televisión pública.

Según la Comisión, la eliminación de estas interrupciones de la emisión hará que los usuarios se vean más atraídos hacia el modelo de TVE, lo que ocasionará probablemente la subida el minuto publicitario de las privadas.

En 2008, los ingresos de los principales canales de televisión ascendieron hasta los 2.518 millones de euros, con TVE copando casi una cuarta parte del mercado. El abandono de sus anuncios haría también que estos costes se incrementen.

Autor: apayo
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor