La deforestación, clave para el cambio climático

Empresas

Sólo hace falta un dato: en las próximas 24 horas la deforestación liberará tanto CO2 a la atmósfera como si ocho millones de personas volaran de Londres a Nueva York. La tala masiva de las selvas tropicales está agravando un problema cada vez más preocupante.

Es lo que se afirma en un estudio de una alianza llamada Global Canopy Programme. En ella un grupo de científicos tratan de luchar contra el cambio climático, y en su último informen indican que la polución generada por medios de automoción es muy pequeña en comparación con lo que se genera con la tala masiva de bosques en las zonas próximas al ecuador.

Según las cifras del estudio, la deforestación supone un 25% de las emisiones de gases a la atmósfera responsables del cambio climático, mientras que la industria y la automoción suponen un 14%, y dentro de ese apartado, la aviación sólo genera un 3% del total de gases nocivos.

La causa más importante sigue residiendo en sector energético, pero la tala de árboles en las selvas y bosques del Amazonas, el Congo o Indonesia es tan grande que en los cuatro próximos años se habrá producido tanto CO2 como el que la aviación ha producido en toda su historia.

Según los datos de 2003, 2.000 millones de toneladas de CO2 llegan a la atmósfera cada año, con una superficie destruida que equivale al tamaño de Inglaterra, Gales y Escocia juntas.

La única medida viable: elevar notablemente el precio del carbón que se genera en esas selvas tropicales para que se eviten estas talas masivas.

vINQulos
The Independent

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor