La financiación de TVE subirá la factura del teléfono

OperadoresRedes

Las operadoras alzarán sus precios si se ven obligados a cubrir la salida de la publicidad de Televisión Española, confirma AETIC.

Las teleco no quieren pagar el pato de la financiación de Televisión Española. Si la publicidad deja la televisión pública, ellos no asumirán la nueva carga fiscal asociada sin que tenga ninguna repercusión en los consumidores.
La nueva ley de financiación de TVE, según se ha filtrado a la prensa, eliminará los ingresos publicitarios de la ecuación, en un intento de beneficiar a las cadenas privadas, y gravará a varios sectores con impuestos específicos para mantenerla. Las telecomunicaciones tendrían que aportar el 0,9% de sus ingresos brutos.
Esta carga conllevará un aumento del total de las facturas que los abonados tendrán que pagar por telefonía e internet, como ya ha alertado el presidente de la patronal teleco, AETIC, Jesús Banegas, y recoge Vnunet. “La nueva tasa del Gobierno para TVE se suma al canon digital que también pagarán los consumidores, incluso aquellos que no ven la televisión”, añade, igualmente.
Banegas advierte de que, en el caso de que la normativa salga adelante (el Gobierno tiene previsto tramitarla antes de verano para que esté en marcha en septiembre), las operadoras no tardarían en tomar cartas en el asunto.
AETIC no ha sido la única asociación del sector en manifestarse en contra de la medida. Asimelec ya lo había hecho cuando empezó la tormenta, negándose en redondo a financiar a TVE. “Es injusto que las operadoras de telecomunicaciones tengan que asumir ahora el desarrollo del sector audiovisual”, explicaba entonces su presidente, Martín Pérez.
Astel también ha negado públicamente su apoyo a la propuesta, recordando también que el sector sufre “presión fiscal excesiva”, como reconocen desde la asociación a Europa Press. El organismo apunta, además, que frente a la televisión privada, que saldrá beneficiada por el aumento de publicidad en sus emisiones, ellos no tendrán ningún beneficio.
En esta línea también se ha posicionado Redtel, que también habla de exceso de impuestos y denuncia “una grave contradicción entre el discurso oficial de apoyo al sector y la realidad de las decisiones que se adoptan en un sentido contrario”. La asociación, al igual que la patronal, ha recordado en un comunicado que la falta de anuncios en TVE no aportará ningún beneficio a las empresas de telecomunicaciones.
La guerra entre telecos, Gobierno y televisiones podría, por tanto, no haber hecho más que empezar. Cada contendiente asegura posiciones.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor