La impopularidad de EE.UU. hace que el Open Source crezca como la espuma

Empresas

Varios países evitan pagar “tasas de propiedad intelectual” a compañías americanas con un sencillo método: en lugar de usar software comercial y propietario, hacen uso de soluciones Open Source, una filosofía que se beneficia de la animadversión existente contra los Estados Unidos.

Es algo triste que las cosas funcionen así, pero lo cierto es que las tasas que imponen las empresas de desarrollo estadounidenses en cuanto a su propiedad intelectual hacen que muchos usuarios de tecnologías de la información en países extranjeros opten por desarrollos Open Source.

Es lo que indicó Jim Whitehurst, CEO y presidente de Red Hat, en la conferencia Open Source Business Conference en San Francisco ayer martes. “Nunca creí que diría esto, pero lo cierto es que ser poco popular en el mundo – como lo es los EE.UU. hoy en día – esmuy beneficioso para el Código Abierto”, declaró Whitehurst.

vINQulos

InfoWorld

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor