La indecisión de Microsoft

Empresas

El gigante de Redmond, que ya descarta un acuerdo amistoso con Yahoo, no sabe si lanzar una OPA hostil, volver a suavizar su oferta o retirarse de la transacción.

Aún no se sabe qué final va a tener el tira y afloja entre Yahoo y Microsoft. Parece ser que la junta directiva del gigante de Redmon no sabe si suavizar su oferta de compra por el búscador, si apostar por una adquisición hostil o si retirarse completamente de la transacción.
Ahora, descartado un acuerdo amistoso entre las dos compañías, pueden ocurrir varias cosas: por un lado algunos directivos de Microsoft se oponen a que el grupo se enrede en una batalla por Yahoo, ya que supondría desatender otros retos de la compañía e invertir una gran cantidad de dinero.
Por otro lado, la gran mayoría de analistas de Wall Street considera que el gigante del software se prepara para lanzar a corto plazo una oferta hostil de compra sobre Yahoo, al mismo precio que su propuesta inicial.
Y la última de las opciones que tiene la compañía de Bill Gates es intentar reemplazar la junta directiva de Yahoo por otra favorable a un acuerdo, procedimiento que en Estados Unidos se conoce como proxy battle.

El pasado fin de semana concluyó el ultimátum que la dirección de Microsoft dio al consejo de Yahoo para tratar de llegar a un acuerdo sobre la opa de 44.600 millones de dólares (en torno a 28.770 millones de euros) presentada por el gigante del software, sin que la compañía de Silicon Valley se pronunciara sobre la misma.
Microsoft quería comprar Yahoo para ampliar su negocio online originalmente por casi 45.000 millones de dólares, un movimiento que rompería el dominio de Google en la búsqueda online y en la publicidad por Internet.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor