La licencia GPL v3 destruye el sueño de Ballmer

Sistemas OperativosWorkspace

El acuerdo entre Microsoft y Novell está teniendo serios problemas, como hemos ido viendo estos últimos días. Novell no apoya a Microsoft en sus planes de forzar a otros distribuidores a aliarse con Microsoft, y de hecho el contraataque de la FSF está preparado.

Según ZDNet, Eben Moglen, encargado de diseñar la siguiente versión de la licencia GNU Public License GPL v3, dijo que el nuevo borrador de la Free Software Foundation incluye una cláusula que indica que cualquiera que la acepte no demandará a nadie más.

Esto se aplicará de forma automática a quienes hagan uso de la nueva licencia, y significa que si en Microsoft no cancelan ese pacto, tendrían que acabar indemnizando a todos los vendedores y usuarios de esta licencia.

Sin embargo, los cambios a la GPL no lograrán los problemas con las patentes de los desarrollos acogidos a la GPL v3, porque un montón de desarrolladores de Linux, incluido Linus Torvalds, no aceptan las cláusulas anti-DRM tan vivamente defendidas en la nueva licencia.

Si ambas facciones se unen y consiguen llegar a un acuerdo en esta licencia, harán que el maquiavélico plan de Microsoft quede en el olvido. Hace pocas semanas cualquiera se hubiera reído al sugerir que los dos mundos podrían enterrar el hacha de guerra.

Sin embargo, parece que las maquinaciones de Microsoft podrían causar un efecto sorprendente, y unir a los defensores de la GPL v3 con los desarrolladores Linux y Open Source que no estaban de acuerdo con ella. Seguro que Ballmer no se lo esperaba.

Otro ganador sería Novell, que ya ha hecho efectivo el cheque que le dio Microsoft, y que no le obligaría prácticamente a nada.

Más información aquí. µ

vINQulos
Noticia original

Ver también
Ballmer tendrá que tragarse sus palabras
Novell le devuelve la pelota a Ballmer
Ballmer: “Linux nos pertenece”

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor