La NASA oculta información sobre seguridad aérea

Empresas

Aunque ha pagado 8,5 millones de dólares para realizar un estudio sobre seguridad aérea en los aviones comerciales, ahora no quiere publicar los resultados. Inquietante, ¿no?

¿Es volar tan seguro como dicen? Esto era lo que la NASA quiso descubrir cuando puso en marcha hace siete años una macro encuesta entre los pilotos para determinar el número de veces que se encontraban con situaciones de riesgo y el número de interferencias y fallos que se producían en los aparatos.

En el estudio han participado 24.000 pilotos de aviación comercial y general a lo largo de cuatro años de entrevistas. Aunque se dio por concluido el año pasado, la NASA se ha negado a publicar los resultados. Precisamente, la semana pasada, la NASA ordenó al responsable que limpiase toda la información relativa al informe de su ordenador. Esta información se filtró a Associated Press y la agencia de noticias ha pedido el informe acogiéndose al derecho de información.

Un familiar cercano al proyecto de la NASA y que ha querido mantener el anonimato, ha facilitado, no obstante, algunos de los resultados a AP. Así por ejemplo, los pilotos registraron en sus partes de incidencia al menos el doble de casos de peligro de los que luego el Gobierno informa públicamente.

La encuesta revela también que un gran número de pilotos dicen padecer cambios de última hora en sus operaciones de aproximación, maniobras que dificultan el aterrizaje de forma muy peligrosa.

Lamentablemente, no sabemos mucho más.

Más información aquí.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor