La NASA pide a los europeos que se construyan su propia nave espacial

Empresas

La petición no tiene nada que ver con los problemas que están teniendo en los retretes. El director de la NASA teme que en los próximos años ninguna nación occidental desarrolle la tecnología necesaria para llevar gente al espacio.

“Agradeceríamos que hubiese desarrollo de tecnología espacial europea e independiente para que hubiese sistemas de sobra en caso de que fallase alguno de nuestros sistemas”, dijo el director de la NASA, Michael Griffin, ayer en París.

La lanzadera espacial de la NASA se quedará fuera de servicio en 2010, y la próxima generación de naves espaciales tripuladas –el programa Orion- no estará listo hasta 2015. Esto significa que durante estos cinco años los únicos países capaces de enviar gente al espacio serán los rusos (¿no son occidentales?) y los chinos.

Griffin dijo estar especialmente preocupado por la Estación Espacial Internacional, que está bastante llena. Una vez la lanzadera se retire, la única forma de llegar o salir de allí será con una de las naves rusas Soyuz, que últimamente han tenido bastantes problemas técnicos.

La Agencia Espacial Europea lleva tiempo colaborando con Rusia en los viajes espaciales y la Agencia Espacial Rusa Roskosmos propuso no hace mucho que estaría bien trabajar en naves tripuladas conjuntas. Pero la AEE tiene aún que decidirse al respecto.

Al contrario de lo que muchos piensan, el vehículo de transferencia automática Julio Verne, puesto en funcionamiento hace muy poco por la AEE, no está preparado para llevar a astronautas ni para sobrevivir a una reintroducción en la atmósfera. Aún así, la EADS ha dicho que podría modernizarlo y convertirlo en nave tripulable por un “par de miles de millones de euros”.

vINQulos
The Register

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor