La OTAN investiga la ciber-guerra emprendida por Rusia en Estonia

Cloud

Rusia sigue siendo sospechosa de los ciber-ataques perpetrados a su vecina del báltico, Estonia.

Hace tres semanas, los estonios retiraron un monumento de guerra soviético de su central Tallinn. Esta podría ser la causa de que los rusos se hayan sentido tan ofendidos como para enviar ejércitos de informáticos a sabotear las páginas web del gobierno de Estonia y de aquellos sitios que pertenecen a bancos, partidos políticos y otras instituciones estonias.

Las autoridades del país dicen que los ataques tienen su origen en Rusia. Los rusos niegan esta acusación diciendo que los ordenadores desde los que se ha producido el ataque están situados por todas partes del mundo. Lamentablemente, los ejércitos de zombis aún no se han regularizado.

Los representantes del gobierno estonio pidieron a la Unión Europea y a la OTAN esta semana que les ayudaran a solucionar el misterio. La OTAN respondió enviando a su propia brigada de informáticos a Estonia para defender el sistema de nuevos ataques. “Esto es un tema de seguridad operacional, algo que nos estamos tomando muy en serio”, dijo una oficial de la OTAN a The Guardian. “Toca directamente en el corazón del modus operandi de la Alianza”.

El ministro de defensa de Estonia, Jaak Aaviksoo, cree que la OTAN no define los ciber-ataques como una acción militar. “Esto significa que los principios reflejados por el artículo quinto del Tratado del Atlántico Norte o, en otras palabras, la auto-defensa colectiva, no será extendida de forma automática al país atacado”.

Por su parte, el oficial de la OTAN dijo a The Guardian: “No quiero señalar a nadie. Pero esto no es obra de unos pocos individuos. Tiene las trazas de ser algo planeado a conciencia. Los estonios no están solos. Se trata de un problema importante que afecta a toda la Alianza.”

vINQulos
Noticia original
La OTAN debería encargarse de los ciber-ataques

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor