La próxima parada de Apple

Empresas

Una posible oferta netbook, la sincronización de dispositivos o Apple TV podrían salvar a la firma del descenso en el consumo y la ausencia temporal de Jobs.

A lo largo de la última década, Apple se ha reinventado a sí misma varias veces, añadiendo a su tradicional portfolio de PCs y portátiles productos totalmente innovadores: iPod, iPhone, iTunes o la tienda on line AppStore.
La compañía tiene la capacidad de cambiar a gran velocidad, a la par que conserva el ideario de sus fundadores -Steve Jobs y Steve Wozniak- de hace 30 años: convertir la informática en algo sencillo y divertido.
Sin embargo, Apple se enfrenta a algunos problemas de los que no se había tenido que preocupar demasiado hasta la fecha. El primero y más importante es la recesión económica y el descenso en el consumo, que le afecta más que a sus competidores porque comercializa un producto de diseño más caro.
Además, mientras las ventas de sistemas Mac se vieron impulsadas por la mala percepción de Windows Vista, los analistas valoran el próximo Windows 7 como un sistema operativo mucho mejor que su predecesor, restando ventaja a los Mac.
Algo similar sucede fuera del segmento PC, donde otros actores como Palm y Google están lanzando al mercado nuevos diseños de teléfonos inteligentes que compiten directamente con el conocido iPhone, en general más caro que el resto de smartphones.
Ausencia de Jobs
Pero sin duda el mayor reto de la firma de la manzana es la ausencia de su CEO por problemas de salud y la incertidumbre de si Steve Jobs volverá a tomar las riendas en verano.
En este sentido, los analistas -pero sobre todo los inversores de la firma- se preguntan qué pasaría en caso de que Jobs se retire definitivamente de su proyecto empresarial.


Desde el principio, la compañía de la manzana ha apostado por la creación de dispositivos para consumo, utilizados por usuarios finales que también los pueden dedicar a su actividad profesional.
Pero a su vez, Jobs siempre ha pensado en elaborar diseños divertidos para convertir el ocio o el trabajo en una actividad más placentera o cuando menos llevadera, a pesar de tratarse de equipos tecnológicamente avanzados.
Así sucedió con sus PCs y portátiles, y así ha sucedido con el iPod y el iPhone. Apple no sólo ofrece el reproductor de música o el teléfono inteligente, sino un completo ecosistema alrededor desde el que descargar música, vídeos y todo un elenco de aplicaciones; práctico, sencillo y divertido.
Por contra, sus competidores fabrican PCs o smartphones pensando siempre en el departamento TI de las empresas, en sus distribuidores o en las operadoras de telecomunicaciones.
Netbooks, cloud computing y Apple TV
Pero en un mercado recesivo como el actual, los inversores se preguntan si Apple será capaz de seguir liderando la innovación en nuevos y antiguos productos con la ausencia de Jobs.
Según los analistas, uno de los segmentos donde debe posicionarse la compañía es en el de netbooks o portátiles de reducidas dimensiones que cuentan con todo lo necesario para conectarse a Internet.
Su precio -en torno a los 500 dólares- ha sido un reclamo excepcional para lograr un espectacular avance, representado el 7 por ciento de las ventas de PCs registradas en el cuarto trimestre de 2008 según IDC, que prevé que el segmento netbook se duplicará en 2009.


Por esta razón, Apple podría entrar en el mercado de netbooks, pero no limitando la capacidad de los Mac, sino creando un nuevo diseño a partir de los iPhone que incluya algunas de las funcionalidades de los Mac.
Así mismo, la firma de Jobs podría seguir beneficiándose de su modelo de tienda AppStore, desde donde ofrecer múltiples programas y aplicaciones para esta nueva generación netbook, quedándose con un porcentaje del software comercializado.
Los analistas también consideran que sería bueno proporcionar a los consumidores alguna forma de sincronizar todos los dispositivos de Apple -PCs, reproductores o teléfonos- para poder intercambiar aplicaciones entre ellos, algo similar a una trastienda cloud computing.
Esta idea de compartición de software ‘en la nube’ hace pensar en el potencial de Apple TV, un producto lanzado en 2007 que se conecta a los televisores para escuchar música, compartir fotos o visualizar películas en alta definición conectando un único cable HDMI.
Fondos para crecer
De momento se trata de meras especulaciones, como lo es también el posible lanzamiento de un nuevo modelo de iMac este mismo mes.
Mientras, en la última reunión de accionistas de la firma se volvió a insistir en que Jobs permanece activo en las decisiones de la compañía a pesar de su baja temporal.
Sin olvidar que -aunque ha perdido cuota de mercado frente a Windows y nuevos smartphones- Apple cuenta aún con capital suficiente para liderar de nuevo el cambio en la informática personal. En el último trimestre del año, creció tanto en ingresos como en beneficios.
La cuestión final es si Tim Cook -encargado de la operativa diaria de Apple- y su equipo podrán mantener la visión de Jobs en su ausencia y si los usuarios seguirán prefiriendo gastar un poco más a cambio de esa innovación. Al menos así ha sido durante 30 años.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor