La RIAA se está gastando una fortuna en su campaña antipiratería

Software

Lo han reconocido ellos mismos. La campaña legal que mantiene la Asociación de la Industria Discográfica de Estados Unidos (RIAA) desde hace cuatro años contra las descargas P2P supone una pérdida de dinero que no parece ir a ningún lado.

La confesión salió de boca de un ejecutivo de Sony asistente al primer juicio celebrado en Estados Unidos por intercambio de archivos (Capitol Records contra Jammie Thomas).

El ejecutivo de Sony BMG admitió en el juicio que la campaña legal emprendida por la RIAA no está reportando a las discográficas ningún beneficio económico y que, además, la industria no tiene ni idea de cuál es el perjuicio real que sufre por la proliferación de las P2P.

Por el momento, las discográficas sólo se están acogiendo a la ley de derechos de propiedad, por la que pueden obtener una indemnización de entre 750 dólares y 150.000 dólares por canción. Sin embargo, el representante de Sony no pudo decir al abogado cuáles son las pérdidas que las descargas suponen para las discográficas. Se escudó en que “ese no era el tema” que se estaba tratando en el juicio.

Lo que sí debe suponer un dineral en pérdidas es la campaña legal a gran escala emprendida por la Asociación: investigaciones (paga a SafeNet para que se las haga), abogados y consultoría.

Más información aquí.

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor