La TDT, ¿el nuevo dolor de cabeza de Gobierno, televisiones y telecos?

OperadoresRedes

Prisa recurrirá el decreto que regulará la TDT de pago. mientras las operadoras piden que el dividendo digital se asigne más deprisa.

El Gobierno ha presentado el anteproyecto de ley que posibilitará la existencia de canales de televisión digital terrestre (TDT) de pago. La Administración remitía ayer al Consejo Asesor de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información (CATSI) el borrador del proyecto, que ya ha creado los primeros enfrentamientos entre las diferentes partes implicadas.
“Esta flexibilización del modelo contribuirá además al sostenimiento de una oferta televisiva más amplia”, apunta Industria, recordando que la introducción de cambios en el modelo de la TDT redundará en beneficios para el propio televidente, como recoge EP.
El nuevo modelo permitirá a las cadena con más de dos canales optar a convertir uno de ellos en una emisora de pago, uno de los primeros puntos en los que los afectados han cargado pistolas para iniciar una nueva guerra a dos y hasta tres bandas.
La idea de emitir en privado, que entró en el Consejo de Ministros del 8 de abril, no gusta a alguno de los gigantes del mercado. Si La Sexta y Antena 3 se apresuraron a solicitar poder emitir encriptado, como apunta la rumorología de mercado, otros se han mostrado poco convencidos.
Prisa recurre
La TDT en privado choca con algunos de los negocios ya existentes en el mercado audiovisual, como es la televisión de pago vía satélite. Prisa se ha, de hecho, pronunciado ya en contra del posible decreto.
La medida “conculca la legalidad, no responde a ninguna demanda social y pone de relieve la política clientelista del Ministerio“, según la compañía y tal y como recoge la agencia Efe. Prisa ya ha anunciado que recurrirá la norma.
Dividendo digital
El paso a la TDT no sólo introduce la posibilidad de convertir parte de la emisión al acceso privado, sino que además deja vacío un espacio de las ondas electromagnéticas que llevan la señal televisiva a los hogares.
El Gobierno ya ha regulado el llamado dividendo digital, que pasará a manos de las telecos para impulsar la banda ancha móvil. La decisión ha sido vista como una manera de compensar a las operadoras por su más que posible aportación a la financiación de TVE.
“Es una buena noticia. Lo habíamos solicitado a la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información (Setsi) y a otros canales y nos alegramos de que se resuelva el asunto”, indicaba en su momento el presidente de Telefónica en España, Guillermo Ansaldo.
A pesar de esta buena noticia, las telecos piden que se acelere el proceso, como denunciaron durante la lectura del borrador de la norma sobre la TDT, porque, a su modo de ver, seis años son demasiados en el mundo de las telecomunicaciones, como recoge hoy la prensa.
La posición de Asimelec, en el encuentro con Martín Pérez

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor