La tecnología de energía solar española conquista los desiertos estadounidenses

Empresas

Empresas españolas están exportando sistemas de energía limpia a los desiertos del sureste de Estados Unidos. Ayer mismo Acciona inauguró en el desierto de Nevada la mayor planta solar construida en el mundo en los últimos 17 años.

Esta central, la tercera del mundo por potencia instalada, se quedará pequeña cuando otra tecnológica española, Abengoa, ponga en funcionamiento en 2011 una supercentral con tecnología similar en Arizona.

Estos proyectos reflejan el interés de las empresas españolas que “ven una oportunidad enorme en el mercado estadounidense”, con zonas como los desiertos del sureste especialmente dotadas por su climatología para este tipo de instalaciones. Su éxito se basa tanto en el abaratamiento de la inversión por la debilidad de dólar frente al euro, como por la utilización de tecnología punta española frente al retraso estadounidense por su dependencia de energías contaminantes.

La necesidad imperiosa del uso de energías renovables está calando por fin, en el ciudadano estadounidense, un cambio que está llegando a Washington (a pesar del increíble poder de los grupos de presión petroleros) y en estados como Nevada, cuya nueva normativa exige que en 2013 al menos el 5% de la producción de energía proceda del astro rey.

Buenas noticias para que el país más contaminador del mundo comience (aunque sea con cuentagotas) a tomar medidas para la conservación del planeta.

vINQulos
EFE, via Yahoo!

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor