La tecnología sustituirá al spam telefónico

Cloud

Las empresas necesitan minimizar al máximo los efectos de la legislación que el Gobierno español prepara para luchar contra las llamadas publicitarias.

El spam telefónico es uno de los principales dolores de cabeza para los usuarios, pero una de las herramientas de las que las empresas se valen para convencer a los consumidores de las bondades de su oferta.
Una nueva normativa impedirá que las empresas continúen realizando acciones de marketing abusivas como el spam y la publicidad ilícita, lo que eliminará este modo de comunicación. Las compañías necesitan encontrar una alternativa a un método que “ha contribuido a fidelizar y establecer relaciones individuales con los usuarios durante años”, como apunta Chordiant, empresa especializada en herramientas tecnológicas para el contacto con el cliente.

Por ello, la tecnología podría emerger como alternativa al spam tecnológico. La business intelligence ayuda a crear perfiles más directos de los usuarios, por lo que estas herramientas evitarían las molestas llamadas.
El CEM es la alternativa que ofrece esta compañía, un paso más allá de los CRM. A través de CEM, las empresas serán capaces de conseguir mayor fidelidad y lealtad por parte de sus clientes y conseguir más beneficios.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor