La UE pone bajo sospecha a Intel por prácticas contra la competencia

AlmacenamientoDatos y AlmacenamientoEmpresas

La Comisión Europea inició hoy una investigación sorpresa en las oficinas de Munich por posibles prácticas restrictivas de la competencia.

Intel ha confirmado hoy que sus oficinas en Munich están siendo investigadas por delegados europeos, bajo la sospecha de que el principal fabricante de procesadores haya incurrido en prácticas limitadoras de la competencia y de abuso de su posición dominante.

Según fuentes consultadas por Reuters, la operación “está relacionada con la investigación en curso sobre Intel y AMD” y agregó que Intel está colaborando “totalmente” con la Comisión.

Por su parte, un portavoz de la Comisión Europea ha afirmado que la investigación sorpresa se ha desarrollado por posibles violaciones de las leyes comunitarias contra la restricción del mercado y/o prácticas de abuso de la posición dominante.

 
Los delegados de competencia europeos fueron acompañados por sus homólogos alemanes para tomar parte en una investigación que vuelve a poner sobre la lupa a Intel. En julio de 2007, esta compañía ya había sido advertida por la UE, al existir sospechas de que el fabricante de procesadores había rebajado el precio de sus productos a empresas manufacturadoras de ordenadores a condición de que construyesen CPUs bajo los requisitos de Intel.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor