La última versión de Catalyst llega con sus más y sus menos

Empresas

La versión 7.8 del controlador Catalyst de ATI lleva en el mercado desde el lunes. Los primeros en probarla dicen que como todo, tiene sus cosas buenas y sus cosas malas.

Entre las buenas, está claro que cumple con la promesa de aumentar el rendimiento para las tarjetas Radeon HD 2×00. Los chicos de Tweaktown han descubierto que aumenta de forma significativa el rendimiento de la HD 2600, superando sus posibilidades anteriores.

Entre las cosas malas, decir que aquellos con tarjetas antiguas pueden experimentar algunos problemas con este controlador. En el foro NGOHQ se dice que puede provocar inestabilidad en el rendimiento AGP, hasta el punto de necesitar volver a la versión 7,7. Algunos sugieren que puede que esté dando algunos problemas con el software SmartGart, lo que explicaría los problemas en el AGP.

Más información.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor