La versión de Nehalem para usuario final, sin overclocking

ComponentesWorkspace
0 0 5 comentarios

La llegada de la plataforma Nehalem promete muchas mejoras, pero se ha descubierto que también planteará un problema para los overclockers: no todos los procesadores que hagan uso de esta microarquitectura podrán ser forzados.

El Socket LGA 1366 que utilizarán los futuros procesadores de Intel planteará algunas limitaciones a los usuarios finales. Mientras que hasta la fecha todos los procesadores de Intel disponían de un buen margen de maniobra a la hora de realizar overcloking, la plataforma Nehalem no dejará que todas las familias de micros puedan acceder a dicha posibilidad.

La familia de procesadores Bloomfield sí que tendrá dicha capacidad, pero otras familias con otro Socket no dispondrán de esta prestación. Así, los procesadores Lynnfield y Havendale que usarán Socket LGA 1160 no dispondrán de margen de maniobra en este apartado, aunque como dicen en Fudzilla, ya veremos como Intel impide que el overclocking se pueda hacer a través de las placas base de los fabricantes.

vINQulos

Fudzilla

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor