La web 2.0, un escaparate personal

Empresas

Blogs, Redes Sociales…, la red deja al usuario abiertas las puertas de nuevas formas de  comunicación y una manera alternativa de decidir cómo mostrarse a los demás.

“Paco ha agregado nuevas fotos”, “Manolo y Pepa ahora son amigos” o “Menganito ha actualizado su estado”. Estas u otras frases pueden ver los usuarios de Facebook sobre sus contactos y lo mismo pasa, aunque con otras palabras en el resto de las Redes Sociales.
La vida del internauta expuesta en la Red. Eso hace la Web 2.0, que además de Redes Sociales, incluye espacios ‘Wiki’, Blogs y Blogs Fotográficos o ‘Fotologs’.
La nueva generación de Internet ha triunfado gracias a un fenómeno nunca visto antes en estas dimensiones: el interés de las personas de mostrarse a los demás y de expresarse públicamente. Los creadores de las grandes compañías de la Web 2.0 han alcanzado la fama mundial gracias a este invento y gracias a los usuarios.
Hay estudios que afirman que el 83 por ciento de los jóvenes españoles pertenece a alguna Red Social, además de que estos ‘sites’ han ido ganando popularidad y son de las páginas más visitadas en Internet. ¿Por qué esta necesidad de exponer públicamente una parte de la vida privada o incluso de la personalidad? Eugenio Garrido Martín, catedrático de Psicología Social de la Universidad de Salamanca, declara que “la necesidad de comunicarse con los demás es consustancial a las personas”.
Cree Garrido que la sensación de soledad “es uno de los estados emocionales más desagradables” y que la tecnología “ofrece la oportunidad de manifestar lo que uno piensa con mucha facilidad” y esto los usuarios lo aprovechan. Aunque escribir en la Red no elimina totalmente esa sensación, puede subir la moral el hecho de “que alguien lee lo que uno escribe”.


Este fenómeno puede parecer nuevo desde la llegada de Internet, desde la aparición de estas comunidades de usuarios donde todos los internautas tienen un hueco. Pero la necesidad de mostrarse a los demás existe desde siempre.
Según Garrido, “existe una motivación muy básica, señalada por autores como Locke, que consiste en la necesidad de sentir que uno vale”.
Simone Belli, miembro del Grupo de Investigación de Estudios Sociales en Ciencia y Tecnología (GESCIT) de la Universidad Autónoma de Barcelona, coincide con esta afirmación. Según Belli, “el uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación no ha cambiado la tendencia individual a mostrarse a los demás, pero gracias a las TIC este proceso resulta mucho más fácil, veloz y efectivo que antes”.
Según este experto en Psicología Social, el uso de las TIC  contribuye a la “génesis, mantenimiento y transformación de las redes sociales” o de comunicación en la sociedad. Es decir, esta necesidad de darse a conocer ya existía antes, y la Red ayuda de un modo importante a que esto pueda ser así, además de que hace que las formas que adquiere la comunicación vayan cambiando.
El Grupo de Investigación de Estudios Sociales en Ciencia y Tecnología en el que Simone Belli trabaja, basándose en la teoría y la metodología, “en el campo de la psicología social de la ciencia y del conocimiento científico y, más concretamente, en el estudio de las innovaciones tecnocientíficas”, donde se analizan las Redes Sociales que el mismo Belli define como “un fenómeno social en continua expansión”.
Eugenio Garrido, posee también un Blog, como tantos otros millones de personas en el mundo. Él considera que cada persona tiene su propia motivación a la hora de decidir abrir un Blog o hacerse una cuenta en una de tantas Redes Sociales, pero cree que viendo las diversas motivaciones, puede reducir las ideas en un punto muy importante: las personas quieren que los demás sepan lo que uno hace.


Lo que está claro es que las redes sociales, los Blogs y los Fotologs dan la oportunidad a los usuarios de mostrar lo que uno quiere a los demás. Informaciones personales, opiniones, foros de discusión, fotos… Estas páginas guardan lugar para todo lo que se quiera exponer. Hay una conjetura denominada ‘Teoría de los seis Grados de Separación” que afirma que cualquier persona del mundo está conectada a otra de cualquier lugar por, como mucho, cinco individuos entre medias. Curiosa afirmación que, gracias a la Web 2.0, se hace más evidente que nunca.
Dice Simone Belli que “las personas gracias al uso de las TIC, pueden compartir muchos de los aspectos comunes de la vida cotidiana, borrando las distancias entre ellas. Comparten emociones a través de una pantalla, se ríen o lloran utilizando un teclado conectado a Internet”.
Por tanto, el GESCIT, considera esto “fundamental para comprender por qué las redes sociales tienen este aspecto importante en el día a día”. La necesidad de las personas por compartir. Por estar en contacto con otros.
La Red es identificada por muchos como un lugar donde uno puede mostrarse como quiere ser, por esa falta de contacto físico.
En las páginas personales cada uno puede publicar lo que quiera, así como dejar reflejado lo que le apetezca para que lo vean los demás. Belli considera que, como una nueva forma de manifestar las relaciones sociales, Internet no se usa para “mostrarse mejor a los demás, sino para mostrar lo que uno es en realidad”.
La nueva concepción de Internet ha conseguido triunfar gracias a algo tan básico como es la necesidad de las personas de vivir en sociedad, lo cual ya está claro que tiene mucha fuerza. Si no, pueden verse las cifras de usuarios y de dinero que manejan las grandes redes como Facebook, MySpace, Bebo o la española Tuenti.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor