Larry Page, CEO de CEOs

EmpresasGestión Empresarial

El cofundador de Google ha sido elegido este año como el mejor director ejecutivo por los Employees’ Choice Awards de Glassdoor, por encima del resto de líderes de empresas tecnológicas y no tecnológicas que operan en Estados Unidos.

¿Qué es lo que convierte a una persona en un buen jefe? Puede ser su capacidad organizativa, su historia prolongada al mando de una compañía de éxito, sus saber financiero, el tipo de contratos (y de perks) que está dispuesto a ofrecer, su trato personal con los empleados, el hecho de que demuestre empatía, su saber hacer para crear ambientes de trabajo lo más agradables posibles, su disposición a delegar ciertas tareas en sus subordinados, que muestre confianza en los demás, el modo en que coordina equipos, sus ideas visionarias, que sepa exigir pero no pierda la paciencia, que esté dispuesto a rectificar cuando es necesario, su voluntad de aprender constantemente… Las varas de medir son múltiples y algunas de ellas están influidas en gran medida por la subjetividad.

No es lo mismo que una firma de análisis, por ejemplo, valore las tareas de un CEO a que lo haga la competencia o la gente que este directivo ha contratado. Y aún así habrá diferencias internas. La opinión de la propia plantilla no tiene por qué ser unánime, ni mucho menos. No es raro que dos personas que trabajan para la misma empresa defiendan posturas diferentes sobre el encargado de dirigir su actividad, de acuerdo con su experiencia personal. Es por eso que cuando muchos empleados coinciden en otorgar valoraciones altas al CEO de su organización, ese resultado tiene que significar algo. Debe de ser prueba de que algo estará haciendo bien ese profesional. Algo que le permite marcar incluso la diferencia entre sus colegas en los puestos altos de la escala empresarial.

Por ahí van precisamente los tiros en los Employees’ Choice Awards que publica por tercer año consecutivo Glassdoor. Estos premios reconocen a los CEOs mejor valorados del mundo, o cuanto menos, en ciertos países de referencia. Y lo hacen basándose exclusivamente en las calificaciones que han decidido otorgarles aquellas personas que trabajan para ellos. De este modo, según explican desde Glassdoor, se pone a disposición de los trabajadores una encuesta online que está vigente durante todo un año y en base a la que se intenta conocer la situación desde dentro. Se trata de ver cómo valoran el liderazgo del CEO que les ha “tocado” los primeros interesados en que éste lo haga bien. Para ello los empleados puntúan cosas como los valores de la firma, el equilibrio entre vida laboral y vida personal o las oportunidades a nivel carrera.

El dominio tecnológico

Éstas y otras cuestiones le han valido a Larry Page el título al mejor CEO de 2015 en la principal categoría de este ranking, la de CEOs que dirigen compañías de 1.000 o más empleados en Estados Unidos. Google tiene más de 40.000 empleados repartidos por el mundo. Y ahora los de casa, los de su país de origen, han premiado la labor que está llevando a cabo Page con un nivel de aprobados del 97%. Esto supone para él haber ido mejorando la percepción que causa entre sus trabajadores. En 2013, coincidiendo con la revelación de sus problemas de voz, recibía un visto bueno del 95% y el año pasado cayó al 93%. Ambos porcentajes le valieron el undécimo puesto de la lista de mejores CEOs.

A sus 42 años, Larry Page es todo un veterano del sector empresarial. En sus años de universitario, se juntó con Sergey Brin parea crear el motor de búsquedas BackRub, un proyecto que acabó derivando en Google.com allá por 1997. Y todo lo que ha venido después ha convertido a ambos fundadores en dos de los directivos más destacados del panorama tecnológico, ocupando Page la posición de CEO hasta 2001. Y más tarde, en 2011, recuperándola de manos de Eric Schmidt. En la actualidad, Google cuenta con diversos productos que conservan el espíritu online de los inicios de la compañía, como el propio buscador, el navegador Chrome, el servicio de correo electrónico Gmail, la plataforma cloud Google Drive o la herramienta cartográfica Google Maps, por nombrar sólo algunos de ellos.

Pero el gigante de la G es eso, un gigante. Su negocio se ha diversificado, apuntando a otras áreas como la fabricación de dispositivos, la oferta de conexión inalámbrica o el desarrollo de los inventos más dispares, desde un coche autónomo a lentillas para diabéticos. Esta misma semana, Google ha dado vida a una nueva compañía, Sidewalk Labs, que tiene por objetivo mejorar la vida en las ciudades. Y todo gracias a las posibilidades de la tecnología. La tecnología puede cambiar la sociedad tal y como la conocemos. Y la tecnología ha dominado la clasificación de Glassdor durante todas sus publicaciones. Mark Zuckerberg (95%), que ahora es el CEO que ocupa la cuarta posición, fue el número uno en 2013 con un aprobado del 99%. Y Jeff Weiner (93%), que ha bajado al duodécimo puesto, lideró la lista de 2014 con un 100%. Ambos trabajan para compañías tecnológicas: la red social Facebook y la red social LinkedIn, respectivamente.

Entre los cincuenta primeros clasificados aparecen otros CEOs de este mismo segmento. El quinto es Scott Scherr, que lidera Ultimate Software, con una tasa del 95% de aprobación. Apoyados por sendos porcentajes que marcan un 94% encontramos a los CEOs de Apple y Expedia, un Tim Cook que es décimo y un Dara Khosrowshahi que es undécimo. En el puesto número catorce aparece John Legere, de T-Mobile (93%). Seguidos en las posiciones vigésima, vigesimoprimera y vigesimosegunda, se colocan Lyndon Rive (SolarCity, 92%), Marc Benioff (Salesforce, 92%) y Jeremy Stoppelman (Yelp, 91%). También con un 91% premian los trabajadores de Cognizant Technology Solutions a Frank D’Souza (33.º), los de CDW a Thomas E. Richards (34.º), los de Infosys a Vishal Sikka (35.º) y los de Intuit a Brad Smith (36.º). El CEO de Intel, Brian M. Krzanich se tiene que conformar con un 90% y la trigésimo novena plaza.

Por último en esta lista en la que sólo hay hombres, a diferencia de la de 2014 en la que también salía Marissa Mayer (y en el plano no tecnológico Sharen Turney), se incluye a Kevin A. Lobo, que es CEO de Striker, a Brad Jackson, que es CEO de Slalom Consulting, a Shantanu Narayen, que es CEO de Adobe y a Brian Chesky, que es CEO de Airbnb. Todos han logrado un 89% como porcentaje final y ocupan, por este orden, los puestos cuadragésimo tercero, quinto, séptimo y octavo. También cabe señalar que los ocupantes de la segunda y de la tercera posición en la categoría de pequeñas y medianas empresas son de perfil tech. Son Tobias A. Dengel, de WillowTree, y Renaud Laplanche, de Lending Club. Justo lo mismo ocurre en la lista de Canadá, donde cierran el top 3 Bill McDermott (SAP) y David Ossip (Ceridian). Los empleados de Reino Unido repiten galardón para Larry Page como director ejecutivo más destacado en ese país, dejando al de Three, David Dyson, en tercer lugar. En Alemania, que es el otro lugar analizado por Glassdoor hay que bajar hasta la cuarta plaza para encontrar a un CEO tecnológico. El premio en esa ocasión es para Pierre Nanterme, de Accenture.

La clasificación por empresas

Si nos fijamos en las compañías más grandes que están consideradas como los mejores lugares para trabajar, basándonos en datos también de Glassdoor para 2015 y Estados Unidos, el liderato de Larry Page coincide con la supremacía de Google. Esta firma con sede en Mountain View consigue 4,5 de 5 puntos posibles. Y eso que la relación CEO-empresa no funciona igual de bien siempre. De hecho, las otras empresas tecnológicas clasificadas son la de aplicaciones de redes F5 Networks (4,3), la red social Facebook (4,1), la experta en semiconductores Qualcomm (4,1), la consultora Slalom Consulting (4,1), la firma de software Adobe (4,1), la desarrolladora MathWorks (4,1), la creadora del iPhone y el iPad Apple (4), la red para profesionales LinkedIn (4), la empresa de automatización Rockwell Automation (3,9), el mercado de propiedades Zillow (3,9), la compañía de software de gestión MINDBODY (3,9), la experta en gráficos NVIDIA (3,9), la web de viajes Orbitz Worldwide (3,9), la empresa de software para experiencia de cliente Interactive Intelligence (3,9), la de experiencia de cliente omnicanal Genesys (3,9) y la de audio Bose (3,9).

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor