Las 3 preguntas que se hace IBM antes de comprar una empresa

Adquisiciones y FusionesEmpresas

La división que más pesa en IBM es el de la analítica y las futuras adquisiciones irán en esa dirección. ¿Qué requisitos se les exige?

La toma de decisiones en una compañía como IBM han de ser muy medidas y estudiadas. El Gigante Azul ha llevado a cabo múltiples adquisiciones en los últimos años; también se ha deshecho de numerosos bienes.

En el negocio de IBM una cosa importa tanto como la otra.

La compañía ha desinvertido en negocios por un valor de hasta 15.000 millones de dólares en la última década, destaca la venta del negocio de PC a Lenovo. IBM es ahora una compañía más pequeña, admite su CEO, Ginni Rometty, pero considera que de no haberlo hecho así sería una firma “con menores márgenes” y con una oferta de menos interés para los clientes.

La desinversión de la firma en algunos negocios muestra asimismo su firme intención -visible ya desde hace unos años- de ser un gigante de servicios. IBM basa gran parte de su negocio en la analítica; espera ingresar 20.000 millones de dólares por esta vía en 2015. “Los datos serán la base de la ventaja competitiva de cualquier compañía” durante la próxima década, admite Rometty en unas declaraciones que recoge All Things Digital.

No extraña pues que las adquisiciones de IBM vayan en esta dirección. Pero la compañía, como ha revelado Rometty, responde a algunas preguntas antes de embarcarse en una nueva adquisición, sea del carácter que sea.

¿Extiende las capacidades que tenemos? ¿Son sus bienes relacionados con la propiedad intelectual escalables? ¿Podemos extenderlo a los 173 países del mundo?

Con respuestas afirmativas a estas tres interrogantes, la puesta en marcha de la operación está prácticamente garantizada.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor