Las aplicaciones empresariales se ven afectadas por la consumerización de las TI

CloudFabricantes de SoftwareMovilidadProyectosSoftware

En los últimos años, estamos siendo testigos de cómo las nuevas tecnologías están surgiendo primero en el mercado de consumo para propagarse después a las empresas. Este cambio ha impactado, y seguirá haciéndolo, a las empresas de diferentes maneras.

La consumerización de las TI está modificando el desarrollo de aplicaciones dentro de las empresas.  Así lo expone una encuesta realizada por el proveedor Avanade, en la que el 80% de los responsables de TI ha manifestado que esta tendencia ha cambiado las expectativas de experiencia de los usuarios, que ahora son más exigentes y demandan una tecnología transparente e intuitiva.

Avanade-logoPese a ello, sólo un 37% considera esta tendencia un factor crítico de su proceso de desarrollo de aplicaciones. A la vez, el 29% de las organizaciones ve sus procesos lo suficientemente ágiles para satisfacer las necesidades empresariales, a pesar de que una gran mayoría (94%) afirma que existe una expectativa creciente de implementar aplicaciones de una manera más rápida.

Otro de los ajustes que ha provocado la consumerización en las organizaciones es que les ha obligado a plantearse una estrategia de movilidad. Según la encuesta, la movilidad es o va a ser una iniciativa importante para más del 90% de las empresas, asumiendo además que las nuevas aplicaciones deben ser móviles para ser exitosas.

Sin embargo, aunque sean conscientes de que dotar de capacidades móviles a las aplicaciones corporativas ya no es una opción, el 38% afirma que sus organizaciones carecen de una estrategia coherente sobre los elementos clave de la movilidad, que incluyen el desarrollo, la implementación, el mantenimiento y la administración de las aplicaciones.

Con todos los departamentos de TI tratando de adaptar sus procesos de desarrollo de aplicaciones para satisfacer esas necesidades, diferenciarse frente a la competencia y ampliar su participación en el mercado, el 78% reconoce que existe la necesidad de implementar aplicaciones en plazos más breves; de desarrollar aplicaciones que se utilicen a través de múltiples dispositivos (69%); y de aumentar el enfoque de un diseño centrado en el usuario (68%).

De hecho, el 65% de las empresas encuestadas cree que las interfaces que ofrecen una mejor experiencia de usuario son la clave para una implementación exitosa.  Así, el 87% no duda en trabajar para encontrar socios y proveedores externos con un nivel adecuado de conocimientos para el diseño de la experiencia y la interfaz del usuario.

Otro factor importante es el Cloud Computing. El 90% de las organizaciones afirma que desplegará aplicaciones basadas en la nube durante los próximos dos años para seguir siendo ágiles y disfrutar de una mayor escalabilidad que les permita satisfacer las necesidades crecientes y fluctuantes del negocio.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor