Las declaraciones difamatorias y otras bestias negras de las empresas en redes sociales

Cloud

Llevar las campañas de marketing a Internet aparenta apetitoso, pero todavía existen ciertas trabas que paralizan a las empresas. Los responsables de mimAPPa nos cuentan cuáles son para así evitarlas.

Estar en Internet, y cada vez más estar en redes sociales, es fundamental para dar a conocer un negocio en estos tiempos que corren. Pero parece que no todas las empresas se están dejando seducir por las ventajas del mundo online.

Fuente-Shutterstock_Autor-Zorabc_bienmal-errorSegún los responsables de mimAPPa, son cinco las razones que paralizan a las compañías frente a la opción de utilizar operaciones de marketing en medios sociales, “al temer que afecten a su actividad diaria”:

1. “Declaraciones difamatorias”. En la Red hay cabida para todo el mundo y no se puede esperar un comportamiento educado y correcto del 100% de los usuarios. De hecho, al escudarse en el anonimato, alguna que otra persona puede acabar utilizando los medios online para difundir comentarios poco agradables. No sería la primera vez y hay que estar preparado para ello. Otro problema es actuar de manera irreflexiva, respondiendo a críticas negativas con mal tono o emitiendo opiniones de las que después te puedes arrepentir.

2. “Competencia desleal”. Todo queda registrado y todo se difunde a una velocidad de vértigo en Internet. Esta rapidez puede ser beneficiosa a la hora de emprender una campaña publicitaria, pero hay que actuar sabiendo que entre los receptores de tus mensajes habrá tanto compradores como rivales. “La competencia puede llegar a saber de tu actividad antes que tus propios clientes”, comentan desde mimAPPa, “pudiendo realizar las mismas acciones o formas en beneficio propio con el consiguiente daño para tu negocio”.

3.”Honestidad y transparencia”. Una de las máximas a la hora de operar en redes sociales debe ser la verdad. Ante imprevistos, fallos de productos o problemas de servicio, el representante de una compañía no se puede escudar en pequeñas mentiras piadosas. Armar una mentira para tapar la realidad de la situación acabará volviéndose en tu contra. Los expertos lo simplifican así: los consumidores mandan. Y además son muy inteligentes. Ellos “deciden si van a realizar negocios contigo o no dependiendo de si tu empresa actúa con el mayor interés hacia ellos por encima del propio”, explican.

4. “Fallos no corregidos”. Cuando se realiza una campaña publicitaria, la guinda del pastel debe ser siempre la elaboración de un análisis exhaustivo que recoja tanto los logros conseguidos como las meteduras de pata cometidas. De este modo tendrás una referencia de la que partir para hacerlo mejor la próxima vez. Este tipo de informes deberían elaborarse también en el mundillo online, y no sólo fuera de él. Tampoco estará de más contar con un libro de estilo propio.

5. “Visibilidad”. Sumarse a Internet está bien, pero no basta con dar ese primer paso. Uno de los grandes obstáculos para prosperar en redes sociales es pensar que el trabajo se va a hacer solo. Esto es, que los demás usuarios van a comenzar a seguirte porque sí y que no debes plantearte primero una estrategia. Los creadores de mimAPPa señalan que el hecho de que “nadie reaccione no significa que tu empresa no esté presente en los medios”. Gestionar redes es una labor constante y para la que hay que estar disponible en todo momento, ya que nunca sabes cuándo te van a necesitar tus clientes.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor