Las editoriales francesas, a por Google

Empresas

Tres de los principales sellos editoriales galos acusan a la compañía de violación de leyes de copyright en el escaneo de libros de Google Books.

La inauguración hace ya meses de Google Books sigue levantando ampollas, y era de esperar que Francia, uno de los países más celosos en lo que respecta a la industria cultural, se sumara a la polémica. Tres de las principales editoriales francesas, Albin Michel, Gallimard y Flammarion, acaban de demandar a Google por supuestas violaciones de derechos relacionadas con el escaneo desautorizado de libros, por las que solicitan una compensación de 9,8 millones de euros.

Google, por su parte, no parece mostrar la menor preocupación al respecto, asegurando que desde Mountain View están convencidos de que Google Books cumple con la legislación francesa e internacional en materia de copyright. “Hemos estado  trabajando con editoriales francesas durante algún tiempo para encontrar maneras de incrementar nuestro público y nuestros ingresos tanto para las editoriales como para los autores y vendedores”, asegura la compañía.

Este no es el primer obstáculo que encuentra la plataforma Google Books en el país galo, ya que en diciembre de 2009 un juzgado de París dictaminó que la biblioteca online de Google había incumplido las leyes de copyright francesas y ordenó interrumpir el escaneo de libros.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor