“Las empresas con XP serán un infierno”, viene a decir Ballmer

Empresas

El CEO de Microsoft niega que Windows 7 sea el salvador de la compañía, pero insiste que los usuarios domésticos que utilizarán el nuevo sistema operativo, no se divertirán en sus empresas con XP, instando a las compañías a que utilicen en sus oficinas la misma tecnología que sus trabajadores en casa.

“Si retrasas cuatro o cinco años el despliegue de nuevos sistemas operativos, la mayoría de trabajadores le preguntarán a su jefe por qué diablos no utilizan la tecnología que tienen en casa”, dijo Ballmer en un evento con EMC Corp, líder mundial en soluciones de infraestructuras de información.

Ballmer parece seguir así las tácticas de marketing de Apple instando a las empresas a migrar a los nuevos sistemas antes que los trabajadores se impacienten “al estar utilizando Vista o 7 en sus casas”.

Ballmer resaltó las virtudes de Windows 7: mayor rendimiento, mayor duración de la batería o simplificación de la configuración de seguridad. “Será un buen paso adelante respecto a las verdaderas preocupaciones de los usuarios”, dice.

La facilidad de uso es una prioridad especialmente frente a “algunas medidas de seguridad en Vista”. Seguramente una referencia al control de cuentas de usuario, inflexible y molesta en Vista, pero que está generando polémica en la beta de 7 por sus problemas de seguridad, algo que no debe sentar muy bien en las mencionadas corporaciones.

Sea como fuere, y conociendo que XP aún alimenta al 71% de empresas, Microsoft pretende una migración masiva a Windows 7, con importantes descuentos para la licencia de actualización.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor