Las empresas de TI compran créditos verdes en vez de reducir sus emisiones de CO2

Green-ITInnovación

Muchas compañías ven el compromiso con el medio ambiento como un gasto más de marketing y no están resolviendo la cuestión de la eficiencia energética, según un informe de la consultora Verdantix.

A pesar de que son cada vez más transparentes a la hora de informar sobre el impacto ecológico de sus actividades, las empresas de TI están comprando créditos de energía verde con el objetivo de poder aumentar su consumo de energía. Así lo revela el informe Carbon Strategy Benchmark: IT Services Sector de la consultora medioambientalista Verdantix, que recoge las estrategias de empresas como IBM, Hitachi, HP y Logica.

“Muchas empresas del sector consumen más energía cada año, pero reivindican reducir sus emisiones de CO2 mediante la compra de tarifas de electricidad verde o certificados de energía renovable”, cuenta Janet Lin, responsable de Verdantix en Nueva York. Que añade que para estas compañías es un “gasto de marketing” añadido que “recuerda a iniciativas de responsabilidad corporativa anteriores a la crisis”.

    En el informe se compara a: Accenture, Atos Origin, BT Global Services, Capgemini, CSC, Fujitsu Services, Hitachi, HP, IBM, Infosys, Logica, Orange Business Services, TCS y Wipro
En el informe se compara a: Accenture, Atos Origin, BT Global Services, Capgemini, CSC, Fujitsu Services, Hitachi, HP, IBM, Infosys, Logica, Orange Business Services, TCS y Wipro

El informe sugiere que los ejecutivos deberían fijar objetivos de acuerdo al valor real de sus negocios y no eludir la cuestión de la eficiencia energética a golpe de talonario. “Aquí es donde el mercado se encuentra hoy”, explica David Metcalfe, director de Verdantix. “La presentación de informes está funcionando, ahora necesitamos pasar a la fase 2”.

Los catorce empresas analizadas han admitido responsabilidades concernientes al efecto invernadero: emisiones que producen directamente por la quema de carbono e indirectamente mediante el uso de electricidad. Pero pocas van más allá e informan sobre la emisiones de alcance 3, que se producen por la cadena de suministro y otras actividades como viajes de negocios, aunque la causa es el contexto individual de cada una de las empresas.

“Para una compañía como Accenture, los viajes en avión pueden suponer el 80% de sus emisiones”, explica Metcalfe. “Mientras que para IBM o Fujitsu, los vuelos pueden ser insignificantes”. El informe describe a Fujitsu, Hitachi, HP e IBM como “pesos pesados del carbono” con grandes divisiones de fábricas afectando a sus emisiones.

Los regímenes de los diferentes países también inciden en la estrategia elegida. Por ejemplo, en su territorio de origen, Orange tiene poco margen para cambiar a fuentes de electricidad con baja emisión de carbono porque el sistema francés orientado a la energía nuclear ya cuenta con niveles bajos a ese respecto. Y aquellos con sede en Gran Bretaña, como BT y Capgemini, tienen un incentivo extra para la sostenibilidad, dado que su política verde “es más avanzada que en cualquier otro país del mundo”, según el informe.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor