Las empresas dejarán de suministrar dispositivos móviles a sus empleados

Movilidad

Para 2017 se espera que buena parte de los trabajadores utilicen sus propios dispositivos personales para mejorar su productividad laboral. Las compañías sin programa BYOD serán la excepción.

Las estrategias BYOD en las empresas son cada vez más habituales. Tal y como se extrae del último estudio de Gartner al respecto, se trata de unas iniciativas cada vez más extendidas donde los departamentos de TI buscan beneficios como la creación de nuevas oportunidades relacionadas con la fuerza de trabajo, aumentando la satisfacción y productividad de los empleados mientras se reducen los costes.

La analista, en base a una encuesta llevada a cabo a CIOs de empresas del todo el mundo, explica que junto a las estrategias BYOD se están desplegando cada vez más aplicaciones móviles para mejorar los procesos en los que intervienen los empleados. “Con ello se acelera la innovación”.

La adopción de BYOD se está produciendo especialmente en empresas de tamaño medio y grandes organizaciones. Sin embargo, este tipo de estrategias también debería ser tenido en cuenta por las pequeñas compañías ya que no es necesario realizar una gran inversión, tal y como ha comprobado Gartner. Sin embargo, los resultados de la encuesta muestran cómo en Estados Unidos las empresas tienen el doble de posibilidades que en Europa de adoptar y permitir BYOD entre sus empleados.

De entre los datos destacables se encuentra el 38% de las empresas que tienen previsto dejar de suministrar dispositivos móviles a sus empleados para 2016. Un año después, la mitad de las organizaciones requerirá que sean los trabajadores los que lleven su propio terminal para uso laboral.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor