Las empresas españolas amplían su inversión en protección de datos en la nube

EmpresasSeguridad

El 37% de las compañías españolas espera que el cloud computing tenga un papel cada vez más importante en su negocio a lo largo del próximo año.

El estudio Insights: Data Protection and the Cloud 2011 elaborado por CA Technologies, revela el incremento de incidentes de pérdida de datos de las compañías, cuyas inversiones se ampliarán para mitigarlas.

El 95% de las compañías encuestadas ha mantenido o incrementado su presupuesto de protección de datos en el último año y el 27% ha aumentado la inversión para evitar pérdidas de información que podrían dañar a la compañía.

Una de cada tres empresas españolas tiene datos en cloud privadas y de ellas el 69% confía en la seguridad de sus datos y aplicaciones. El 18% los tiene en nubes públicas, y el 83% de estas empresas confía en los acuerdos con su proveedor para la protección de datos. Casi el 40% del total considera que la nube tendrá un papel cada vez más importante en sus negocios.

“Resulta revelador que las empresas se vayan dando cuenta de que la nube puede ser una herramienta útil para copias de seguridad y recuperación de datos”, ha dicho Chris Ross, vicepresidente de la unidad de negocio de Gestión de Datos de EMEA de CA Technologies, a través de un comunicado.

Ross considera además que cuando las empresas se suban al cloud, podrán centrarse en incrementar el negocio. “Tienen menos de necesidad de una ubicación remota propia y tienen que pasar menos tiempo monitorizando los sistemas de recuperación”, ha asegurado.

Esta tendencia de invertir en soluciones de recuperación ante desastres y el paso al cloud, se debe a un factor. El 93% de las compañías españolas admitió que habían sufrido una pérdida de datos y aplicaciones durante el último año. Las causas fueron diversas: desde fallos en los sistemas TI, hasta errores humanos, pasando por ataques externos.

Son pocas las empresas (28%) que tienen implementados sistemas de recuperación ante desastres por falta de presupuesto o por apoyo insuficiente del equipo de dirección, por lo que “una inversión inteligente” es un paso obligado, para Ross.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor