Las empresas manejan mucha información, ¿pero la gestionan bien?

Business IntelligenceDatos y AlmacenamientoEmpresasProveedor de ServiciosProyectos

Hasta un tercio de las empresas que forman parte del Fortune 100 sufrirán una crisis de información de aquí a 2017. Así lo expone un estudio de la consultora Gartner, que subraya la importancia de llevar a cabo una estrategia de gestión de la información (EIM) adecuada.

El imparable crecimiento de Big Data, las interacciones del networking social y móvil, unido al incremento acelerado de la información estructurada y no estructurada generada a través de las tecnologías cloud, está forzando a las compañías a centrarse en aquellos datos que pueden resultarles más relevantes, generar más valor o impliquen ciertos riesgos.

gartnerTodo ello apunta, de acuerdo con la consultora Gartner, a que, para 2017, el 33% de las organizaciones incluidas en Fortune 100 experimentarán una crisis de información, debido a su incapacidad para evaluar, manejar y confiar de forma eficiente en la propia información que generan.

“Hay una falta total de madurez cuando llega el momento de manejar la información como una verdadera baza para la empresa”, comenta Andrew White, vicepresidente de investigación en Gartner. “Es muy probable que un número de organizaciones, incapaces de organizarse ellas mismas de forma eficiente para 2020, reacias a centrarse en capacidades más que en herramientas, y no preparadas para supervisar su estrategia de información, sufrirán las consecuencias”.

La disciplina que se encarga de explotar todos los tipos de información generada y gestionarla dentro y fuera de las empresas se llama Gestión de la información empresarial o Enterprise information management (EIM). Su objetivo es que el personal de una organización pueda compartir, gestionar y reutilizar la información que ha sido creada en diferentes aplicaciones y almacenada en distintas bases de datos y repositorios.

No obstante, lo que se viene a subrayar desde Gartner es que toda la información no es relevante y que se deben diseñar iniciativas EIM que evalúen cuál sí lo es, de modo que creen valor para la empresa y ese valor contribuya a lograr las metas establecidas desde la dirección.

Los analistas de Gartner apuntan a que, en la actualidad, un tercio de las iniciativas de gestión de la información se realizan de forma individual, no estando asociadas a otras realizadas en la misma organización. Esto, sin duda, supone que la estrategia EIM no será la más adecuada.

La recomendación que dan desde la consultora es que los directivos de TI identifiquen los resultados empresariales cruciales que necesitan mejorarse o que se han obtenido por una gestión de la información poco adecuada. A continuación, necesitarán determinar los procesos de negocio y liderar los que resultan más impactados por esos resultados, y valerse de lo que han encontrado para comenzar a establecer prioridades para llevar a cabo un nuevo programa EIM, que identifique esfuerzos, recursos comprometidos, la expectación de los accionistas y las métricas para el éxito.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor