Las especificaciones de Google Glass al descubierto

Fabricantes de SoftwareInnovaciónInvestigación y DesarrolloProveedor de ServiciosProyectos

Además de explicar cómo serán exactamente sus gafas de realidad aumentada, Google ha publicado los términos de uso de Glass que no permiten incluir publicidad ni cobrar a los usuarios por descargar aplicaciones.

Justo cuando se está completando la fabricación de la primera remesa de Google Glass, el gigante de Mountain View ha hecho oficial una lista con las especificaciones técnicas que cumplirán sus gafas de realidad aumentada.

En primer lugar y en cuanto a la calidad de la lente, cada Glass contará con un par de pantallas de 640×360 píxeles de resolución, lo que equivale a ver “una pantalla de 25 pulgadas de alta definición a dos metros y medio de distancia”, según explica la compañía.

Dichas lentes irán acompañadas por una cámara de 5 megapíxeles capaz de grabar vídeo a 720p, una pieza de conducción directa para transmitir los inputs de audio a los huesos cercanos al oído y unas almohadillas ajustables a la nariz que deberían adaptarse a cualquier rostro, más otras extra en dos tamaños diferentes.

A nivel de capacidad, contará con hasta 16 GB de almacenamiento Flash, de los que 12 GB serán realmente memoria útil, y habrá posibilidad de sincronización con la nube de Google. Aunque no se han dado nombres, lo más probable es que este servicio sea proporcionado por la plataforma de almacenamiento Google Drive.

Las opciones de conexión van desde Wi-Fi 802.11b/g hasta compatibilidad con cualquier teléfono con capacidad Bluetooth. Google también hace referencia a una aplicación bautizada como MyGlass para terminales gobernados por sistema operativo Android 4.0.3 o superior, lo que implica el soporte de tecnologías GPS y SMS.

Por último, pero no por ello menos importante, parece que las Google Glass estarán preparadas para durar “un día completo de uso típico”. Pero, por supuesto, el uso de ciertas funcionalidades como la grabación de vídeo o la realización de Hangouts consumirá más rápidamente la vida de la batería si se recurre a ellas de forma habitual.

Este dispositivo podrá cargarse a través de un conector Micro USB, aunque se recomienda a sus propietarios que usen siempre el cable que lo acompaña para una autonomía “larga y próspera”.

Primeras pistas (y restricciones) para los desarrolladores

Más allá de las características técnicas de sus gafas, Google también ha publicado la documentación de la API Mirror, esto es, la interfaz que deberán utilizar los programadores que quieran escribir aplicaciones para Glass y que incluye pautas de inicio rápido para Java y Python, manuales más profundos y guías de buenas prácticas, además de enlaces para descarga de bibliotecas.

Lo más llamativo de los términos de servicio es que Google ha decidido prohibir a los desarrolladores la difusión de su software fuera del canal de distribución oficial “Google Mirror API Client”, a menos que sea aprobado por escrito por la propia Google. Esto marca un viraje de enfoque respecto a las políticas que rodean el desarrollo de aplicaciones para Android y su ecosistema abierto.

Los de Sergey Brin y Larry Page tampoco dejarán introducir anuncios en dichos programas ni cobrar por descargar o acceder a la API del cliente para Glass.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor