Las fuerzas antimonopolio de EEUU piden asesoramiento a los ‘trolls de patentes’

Empresas

Reconocidos sujetos demanda-compañías participarán en un foro organizado por la Comisión Federal de Comercio y el Departamento de Justicia para arrojar luz sobre la industria de patentes.

Las fuerzas antimonopolio de Estados Unidos están muy interesadas en el fenómeno de los conflictos de patentes y en las compañías dedicadas a sacar beneficio de estos conflictos: los llamados ‘trolls de patentes’. La Comisión Federal de Comercio (CFC) incluso han denominado a estos sujetos demanda-compañías “Entidades de Afirmación de Patentes” (PAE, por sus siglas en inglés).

Así lo confirmó recientemente Joseph Wayland, ex jefe de la unidad antimonopolio del Departamento de Justicia. Wayland, que dejó la pasada semana el cargo gubernamental para dedicarse al sector privado, manifestó a Wall Street Journal que la unidad antimonopolio está dedicando en estos momentos “esfuerzos importantes, particularmente a un nivel senior, a la realidad de las patentes tecnológicas”.

Tanto es así que la Comisión Federal de Comercio y el Departamento de Justicia han anunciado en su web oficial la celebración de un foro público el próximo 10 de diciembre para estudiar en detalle estas cuestiones.

Entre los ponentes se incluyen abogados, profesores de derecho de la propiedad intelectual e incluso reconocidos ‘trolls de patentes’, como Intellectual Ventures y Round Rock Research LLC. También estarán presentes ejecutivos de compañías como Cisco y rackspace, críticas con estas sociedades cartera de patentes.

“Ha habido una gran controversia y desacuerdo acerca de si estas compañías frenan la innovación o si son un problema anticompetencia”, dijo el presidente de la CFC Jon Leibowitz. “Lo que queremos es entender mejor la industria”.

Los inspectores antimonopolio siempre tienen dificultades en los tribunales cuando se enfrentan a temas de patentes. Durante años, la CFC ha tratado de cortar con los acuerdos ‘pay to play’, donde las grandes empresas farmacéuticas pagan a sus competidores de genéricos para poner fin a los juicios de patentes.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor