Las organizaciones no hacen lo suficiente para proteger los datos de usuario

Seguridad
1 39 No hay comentarios

El informe anual de la Internet Society revela que en 2015 se han producido a nivel mundial 1.673 infracciones de seguridad con 707 millones de registros expuestos.

La Internet Society ha publicado los resultados de su Informe Global de Internet 2016,  en el que el 59% de los usuarios encuestados ha admitido que no harían negocios con una compañía que ha sufrido una brecha de seguridad.

El informe hace recomendaciones clave a las empresas para crear confianza en el usuario en el entorno online y subraya que las organizaciones tienen que hacer más para proteger la información personal online.

“De acuerdo con la Online Trust Alliance, el 93% de las violaciones de datos son evitables. Las empresas no dan los pasos necesarios para mitigar el coste de las brechas que se producen”, ha explicado Michael Kende, economista y miembro de la Internet Society.

Dentro de los negocios, el sector minorista representa el 13% de todas las infracciones y el 6% de todos los registros robados, mientras que las instituciones financieras representan el 15% de las brechas, pero sólo el 0,1% de los registros robados, lo que indica que estas empresas podrían tener mayor resistencia para proteger a sus usuarios.

El coste promedio de un incumplimiento de datos se sitúa ahora en 4 millones de dólares, lo que ha supuesto un aumento del 29% respecto a 2013. El informe señala que en 2015 se han producido 1.673 infracciones con 707 millones de registros expuestos. La Internet Society insta a las organizaciones a seguir cinco recomendaciones para reducir el número y el impacto del robo de datos a nivel mundial.

Se trata de poner a los usuarios -que son las víctimas finales de las brechas de datos- en el centro de las soluciones; aumentar la transparencia sobre el riesgo, la incidencia y el impacto de las violaciones de datos; la seguridad de los datos debe ser una prioridad -las organizaciones deben adaptarse a los estándares de las mejores prácticas-; aumentar la rendición de cuentas; y aumentar los incentivos para invertir en seguridad.

El informe también ha planteado la amenaza de seguridad que supone el Internet de las cosas (IoT). Con la previsión de miles de millones de dispositivos conectados en 2020, los objetos interconectados y los sensores que pueden rastrear las ubicaciones, la salud y otros hábitos cotidianos están abriendo puertas de acceso a la vida personal del usuario, dejando los datos expuestos.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor