Las pantallas de los nuevos MacBooks Pro pueden causar lesiones

Empresas

Una de las pocas características que realmente nos han sorprendido de los MacBooks Pro que Apple acaba de actualizar es la adopción de pantallas con acabado brillo como como llaman los ingleses High Gloss. Está claro que los cambios de los nuevos MacBooks Pro son a mejor, más autonomía, más velocidad, más RAM, más disco duro. ¿Pero y las pantallas qué? Según una universidad  australiana pueden causar lesiones.

Si alguna vez habéis tenido la suerte, o la desgracia, de toparos con un portátil que tenga dicho tipo de pantalla, os habréis dado cuenta que en unas condiciones lumínicas buenas, como puede ser en interiores con luz uniforme las pantallas dan muy buen resultado. Pero, sin embargo, si alteramos dicha idílica situación asemejándola algo más a la vida real nos damos cuenta de que las pantallas se transforman en espejo y dejan de tener la función para la que fueron diseñadas.

Una universidad australiana está avisando a sus alumnos que debido a la integración de pantallas con brillo los nuevos MacBook Pro pueden provocar lesiones al tener que adoptar posturas poco recomendables para poder ver correctamente la pantalla, evitando reflejos de ventanas, luces, focos, etc.

vINQulos
AppleInsider

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor