Las prácticas lecciones que Bill Gates aprendió de Warren Buffet

Empresas

Un encuentro con el popular inversor estadounidense sirve a Gates para compartir las lecciones de negocio útiles, simples e inteligentes aprendidas.

Bill Gates acaba de unirse a LinkedIn. No porque quiera buscar trabajo ni ampliar su base de contactos profesionales. No necesita ninguna de las dos cosas. Gates quiere compartir; contar al mundo sus experiencias vitales en Microsoft y la Fundación Gates.

En su primer post en la red social profesional ha compartido algunas de las lecciones aprendidas del reconocido y multimillonario inversor Warren Buffet. Son consejos prácticos que sirven a este titán de las finanzas a mantenerse en la cresta de la ola.

Para empezar, un inversor debe actuar como si la totalidad del negocio fuera suyo y estar dispuesto a ignorar al mercado en algunas ocasiones, para tomar ventaja a partir de sus errores que arrastran consigo el valor de las compañía.

Buffet también ha animado a Gates a escribir una carta anual sobre su fundación, y a hacerlo además sin cortapisas. Buffet, señala Gates, “no teme posicionarse”, como cuando se opuso a la subida de impuestos a los ricos para defender sus intereses. El fundador de Microsoft explica en su último escrito publicado cómo aprovechar las herramientas de negocio con fines benéficos.

La última lección tiene que ver con el tiempo. “Sólo hay 24 horas”, escribe Gates. “No importa la cantidad de dinero que tengas, no puedes comprar tiempo”.

Por ello, inspirado también en Buffet, insta a repartirse la jornada de forma inteligente, dejando de lado reuniones poco útiles y otorgando tiempo a las personas de confianza. Sus consejeros más cercanos tienen línea directa e ininterrumpida con él.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor