Las tecnologías que impulsarán el ciberespionaje en 2015

EmpresasSeguridad

La llamada “Ciberdelincuencia-as-a-Service” y las comunicaciones vía NFC serán nuevas áreas de expansión para los ciberdelincuentes.

La guerra cibernética se convertirá en una táctica habitual en 2015.

Así lo han puesto de manifiesto los investigadores de McAffe Labs en el último informe de amenazas desarrollado por la compañía, donde recoge las principales tendencias para el año que viene.

En 2015 los ataques de denegación distribuida se impondrán frente a los ataques del servicio o el uso de malware para destruir las redes ‘del enemigo’. Además, el espionaje cibernético implementará mejores métodos para permanecer oculto en la red de las víctimas y utilizará tecnologías furtivas más sofisticadas.

En definitiva, se espera que el ciberespionaje y los ataques a dispositivos conectados viva una explosión en 2015.

Los ataques móviles continuarán con un mayor foco en el despliegue de kits de malware y código fuente de malware. Los investigadores de McAffe Labs también han advertido sobre la proliferación de “tiendas de aplicaciones no confiables” que sirven para difundir el malware móvil.

Según datos de la compañía, en el último año el malware móvil ha crecido un 112% -ya supera los 5 millones- con un aumento del 86% de URLs sospechosas tan solo durante el tercer trimestre del año. La firma de seguridad ha detectado aproximadamente 307 nuevas amenazas cada minuto durante este período.

De cara al año que viene un campo emergente será la llamada “Ciberdelincuencia-as-a-Service” debido al auge de los dispositivos conectados y las aplicaciones especialmente orientadas a la salud y la forma física.

También las comunicaciones vía NFC para impulsar los pagos digitales podrían convertirse en una corriente principal para el ciberespionaje como un “nuevo área a explotar”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor