Las ventas de ordenadores Apple caen por primera vez en dos años

Fabricantes de SoftwareProyectos

En Cuperino llevaban desde 2013 sin registrar unas ventas tan bajas en sus ordenadores portátiles y de sobremesa. La manzana mordida no es ajena a la tendencia que viene desarrollándose desde hace unos años en los que el mercado de ordenadores está en permanente contracción, con ventas que disminuyen para todas las marcas y formatos.

Un descenso del 10, 8 % en ventas de ordenadores portátiles y de sobremesa ha reducido la cantidad de unidades que salen de Apple rumbo a las tiendas durante el tercer trimestre de 2015.

El descenso generalizado en las ventas mundiales de ordenadores en ese mismo período trimestre ha afectado con un descenso en las mismas del 3,4 % a Apple, que llevaba desde 2013 sin experimentar descensos en las ventas de sus equipos, de forma que en comparación con el mismo período de tiempo en 2014, cuando Apple vendió 5,5 millones de unidades, ahora hayan sido tan solo 5,3 millones de ordenadores los despachados.

En el cómputo anual sí se anotarían aumento de ventas, pero tan solo de un 1,5 %, el menor crecimiento desde el tercer trimestre de 2013, por lo que el resumen sería que estamos en el momento en el que la mencionada caída generalizada de ventas de ordenadores comienza a afectar también a Apple.

Y es que si Apple no ha podido sustraerse a esta tendencia el resto de las marcas lo tienen bastante peor, lo que ha permitido que esa contracción en la cuota de mercado de la competencia de la manzana mordida haya situado a Apple en una posición algo más fuerte que en tercer trimestre del pasado año. Entonces Apple mantenía una presencia del 6,9 % en las ventas globales de ordenadores portátiles y de sobremesa mientras que ahora alcanza el 7,6 %. Repetimos, y ello a pesar de haber descendido también Apple en ventas, lo que dibuja un panorama casi catastrófico para el resto de fabricantes de ordenadores.

De hecho diversos análisis apuntan a que el descenso de ventas en el mercado de ordenadores continuará al menos hasta 2017 por lo que parece una inteligente jugada estratégica la introducción por parte de Apple del iPad Pro para tratar de contrarrestar esa caída en ventas de ordenadores con la entrada en acción de un nuevo jugador en el terreno de juego en forma de tablet sobredimensionado con aspiraciones de portátil, probablemente una solución para un nicho de mercado muy concreto pero capaz de hacerse con parte de las ventas que no se iban a lograr en el segmento de ordenadores.

vINQulo

The Wall Street Journal

 

 

 

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor