Las apuestas online tienen los días contados

Cloud

Al menos, en EEUU, donde una nueva legislación contra estos sistemas de juego ha hecho que las acciones de las empresas relacionadas caigan en picado.

El nuevo proyecto de ley han pasado ya por el congreso de los EEUU y ahora tienen que ser revisadas y aprobadas por el presidente George Bush. Todo ello en un plazo de semanas, tiempo en el que se prohibirían definitivamente el uso de tarjetas de crédito, cheques o transferencias electrónicas a la hora de jugar online.

La empresa del Reino Unido PartyGaming, la mayor compañía del mundo de apuestas online, dijo que abandonaría el negocio en dicho país si Bush echa una firmita sobre la legislación, convirtiéndola en ley.

Y el pánico se ha extendido: las acciones de PartyGaming han caído un 61%, y las de su rival, 888 Holdings, lo han hecho en un 45%.

Lo mismo le ha ocurrido a WorldGaming PLC, que cayeron de forma masiva, un increíble 80%, tras no llegar a ninguna conclusión con Sportingbet PLC, una empresa cuyas acciones perdieron un 70%.

Los observadores sugieren que los corredores de apuestas deberían haberlo visto venir. µ

vINQulos
Noticia original

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor