Las carreras de Informática, en peligro

CloudEmpresas

Educación la considera una materia transversal que no puede concretarse en una titulación concreta.

La titulación de Ingeniería Informática atraviesa unos momentos de incertidumbre. En vista a la unificación europea sobre titulaciones universitarias, el llamado proceso de Bolonia, se llevó a cabo una propuesta de no ley para fijar los contenidos y competencias de esta titulación que fue rechazado por el Ministerio de Ciencia e Innovación.

Asimismo el 23 de octubre el Ministerio de Educación presentó las fichas de grado y máster de todas las ingenierías excepto la de informática con la excusa de que estos estudios no tienen atribuciones porque es una materia transversal que no puede concentrarse en una titulación concreta.

Ante este panorama, en el que las titulaciones de Ingeniería en Informática e Ingeniería Técnica en Informática quedan difuminadas y sin contenido claro, los estudiantes han iniciado las movilizaciones, acompañados del Consejo de colegios profesionales en dicha materia, según informa el diario El Mundo.

Éstos ya advierten de que estas decisiones impedirán la existencia de un marco para medir qué es la ingeniería informática, la equiparación del título con otros países de Europa y la intrusión de los ingenieros de Telecomunicaciones en sus competencias, ya que entre las que se recogen en las nuevas fichas de estos está la informática.

El día 19 hay convocada una huelga donde los estudiantes intentarán defender la validez de sus titulaciones.

Faltan informáticos

Por otro lado la escasez de profesionales cualificados en esta materia es cada vez mayor. La larga duración de algunas ingenierías y el nivel exigido tienen que ver mucho con esto. La demanda supera en mucho a la oferta. Las empresas están comenzando a contratar a empleados de menos formación y están cada vez más dispuestas a ofrecer peores condiciones salariales, lo que tampoco ayuda demasiado a mejorar la contratación.

Autor: apayo
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor